Now Reading
Indicadores de sostenibilidad: la información al alcance del consumidor para garantizar la responsabilidad medioambiental y social

Indicadores de sostenibilidad: la información al alcance del consumidor para garantizar la responsabilidad medioambiental y social

El mainstream se ha apoderado de la sostenibilidad y definir una marca de ropa bajo los adjetivos de “responsable y verde” es sinónimo a no decir nada. En una industria donde la tolerancia al cambio y la facilidad para adaptarse a las tendencias es muy elevada, todo aquello que no sea diferenciarse del resto siempre cae en el olvido.

Es por eso que, cada vez más, las empresas apuestan por reflejar su tarea social y medioambiental con lo que se denominan indicadores de sostenibilidad. Fundamentándose en la objetividad de los datos, estos indicadores permiten a las marcas de ropa probar y comunicar su responsabilidad corporativa mientras que dejan en manos del consumidor la decisión final.

Este último, cada vez más exigente y comprometido con las causas sociales y políticas de su entorno, tiene a su disposición una información cuantificable y contrastada que ha de servirle para constatar si su opción de compra es respetuosa con los trabajadores y justa para el planeta.

Pero, ¿de qué tipo de indicadores estamos hablando? ¿Qué miden exactamente? ¿Se aplican del mismo modo para grandes magnates de la moda que para marcas locales? A continuación os lo explicamos con todos los detalles.

“How Fashion Measures Up”: los 6 indicadores de The Business of Fashion

El pasado mes de marzo, una de las plataformas de moda más reconocidas mundialmente, The Business of Fashion, publicó un informe titulado “The Sustainability Gap: How Fashion Measures Up”.

El estudio analiza el impacto medioambiental y social que producen las 15 empresas de moda más grandes del mundo –entre las cuales encontramos Inditex, Nike, LVMH o H&M Group– con el objetivo de crear un punto de referencia, transparente y veraz, que permita rastrear el progreso y cuantificar los logros en materia de sostenibilidad dentro de la industria.

Es por eso que la metodología utilizada se centra en 6 indicadores concretos: transparencia, emisiones, agua y químicos, materiales, derechos de los trabajadores y residuos. Cada categoría está conformada entre 1 y 4 targets para ajustarse a los objetivos climáticos globales y los imperativos sociales con el máximo rigor y precisión, y han sido determinadas por el BoF Sustainability Council, conformado por un total de 12 personalidades que trabajan en empresas y proyectos que velan por una industria más consciente y responsable.

El estudio evalúa de qué manera las empresas de moda más grandes del mundo establecen (o no) unas prácticas comerciales responsables desde el punto de vista medioambiental y social, cumpliendo con los indicadores previamente mencionados.

Precisamente este afán de cuantificar los objetivos sostenibles de los grandes magnates de la moda es lo que cuestiona Pilar Bermudez, consultora de moda sostenible y CEO de NUOO Clothing: “para determinar si una empresa es sostenible, más que establecer unos indicadores concretos, hay que analizar qué tipo de modelo de consumo está favoreciendo: el de usar y tirar o el de largo recorrido”. Bermúdez apela a un cambio estructural en la sostenibilidad que se refleje en la aplicación de unas leyes más justas y coherentes:

“La legislación que obliga a las empresas a cumplir con unos indicadores de sostenibilidad siempre acaba favoreciendo a las grandes empresas. Los recursos económicos que estas últimas pueden destinar para cumplir y adecuarse a los indicadores no tienen nada que ver con los que una pequeña empresa tiene a su alcance”.

“La sostenibilidad empieza por los datos”

BCOME, la empresa fundada por Alba Garcia i Anna Cañadell, pone a disposición de las marcas los datos necesarios para evaluar y analizar el funcionamiento de su cadena de producción. Categorizan la sostenibilidad basándose en cuatro ejes: el medio ambiente, la transparencia, la circularidad y el factor social. “Con estas 4 aristas podemos mostrar de manera muy visual cuál es la implicación que una marca tiene con la sostenibilidad”, constata Anna Cañadell.

Partiendo de la base que la moda es una institución que vive del consumismo constante y que, por lo tanto, nunca podrá considerarse 100% sostenible, desde BCOME trabajan para proporcionar a las empresas todos los datos necesarios para que estas tengan una concepción de 360 grados sobre su  sostenibilidad:

“Nosotros no podemos obligar a las empresas a que comuniquen sus indicadores, pero sí que podemos mostrarles su cadena de valor de manera completa”.

See Also

Cañadell revela que, a pesar de haberse encontrado con marcas que prefieren no publicar la información proporcionada por miedo a la respuesta del consumidor, cada vez son más “las valientes que se atreven a comunicar los datos que le proporciona BCOME” y determinar objetivos de sostenibilidad para mejorar sus puntos más débiles.

Más información para acabar con el greenwashing

Para rehuir el greenwashing y las estrategias de marketing vacías de significado, es necesario que los datos que determinan el umbral de sostenibilidad de una empresa coexistan con acciones concretas que mejoren los aspectos más deficitarios de su cadena de producción.

Para evitar que la conciencia ambiental y social se convierta, una vez más, en el comodín de la responsabilidad corporativa que beneficia únicamente a los grandes magnates de la moda, Bermúdez apunta que hay que calibrar estos indicadores de sostenibilidad teniendo en cuenta las diferencias y desigualdades económicas y de poder que existen en la industria de la moda, puesto que si se aplican indistintamente a todas las empresas,

“vas a dejar fuera muchas marcas que están haciendo un grandísimo trabajo de sostenibilidad y que en su momento fueron las pioneras en concienciar a la gente sobre la importancia de la responsabilidad medioambiental y social”.

Por su parte, el estudio del BoF reivindica la importancia de establecer unos indicadores que sirvan como punto de referencia y determinen un lenguaje común para apreciar, analizar y mejorar el funcionamiento de cada una de las marcas de fast-fashion.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
1
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Contacto y colaboraciones:

hola@wearitslow.com

© Wearitslow. All Rights Reserved.

Un proyecto de Román Gutiérrez Calderer

Scroll To Top