Now Reading
Entrevista a Nuria Torralba y Reich Roca, presentadoras del podcast ‘Llepafils’

Entrevista a Nuria Torralba y Reich Roca, presentadoras del podcast ‘Llepafils’

“Faltan referentes y ‘influencers’ en las redes que promuevan un consumo de moda responsable y sostenible”

La industria del fast-fashion en el punto de mira; comentada, analizada y criticada en catalán. Esto es lo que encontraremos en “Llepafils” (disponible en Spotify, Ivoox y Youtube), el nombre que bautiza el podcast sobre moda sostenible presentado por la patronista y diseñadora, Reich Roca y la periodista y editora del blog The Montalban Post, Nuria Torralba.

No es que tengan muchos miramientos con la comida o que busquen cualquier defecto en las cosas, tal y como indica la definición más estricta de la palabra ‘llepafils’, sino que lo que quieren es desfilar y desafiar la industria de la moda efímera para construir un nuevo relato enfocado a la vertiente más sostenible del sector: el slow fashion.

La sintonía de ‘Superfashion’ al inicio de cada episodio y la presencia de invitados como Marc Giró evidencian que no hay que destrozar el planeta ni comprar en Inditex para tener estilo. Y es que si ya tenemos influencers en las redes sociales pregonando las últimas tendencias del fast-fashion, bien que necesitábamos a alguien encargado de difundir la importancia de una moda más consciente y responsable, ¿no? Aquí las tenéis.

 

Sois el único podcast de moda sostenible hecho en catalán. ¿Esto es una buena o una mala noticia?

Es una mala noticia que todavía no haya prácticamente ni un solo podcast de moda sostenible en catalán, pero esto se debe a que hasta hace relativamente poco la sociedad no creía que la sostenibilidad se instaurase como valor principal en la moda; todo el mundo pensaba que se trataba de una tendencia pasajera sin más importancia.

Hasta que no entras en el sector, no te das cuenta de que el slow fashion ha venido para quedarse. Al convertirse en un requisito y ser un valor añadido para las marcas de ropa, poco a poco va condicionando un nuevo paradigma en la industria y despertando más interés entre los consumidores. Los podcasts en catalán hicieron el gran ‘boom’ justo el año pasado, pero las temáticas que tenían más éxito eran las de formato humorístico; es por eso que hasta entonces no existían podcasts enfocados a la moda sostenible.

Consideramos que el tema de la moda slow tiene mucha teca, pero que la gente que está interesada en el tema siempre acaba con las mismas referencias y solo conoce las marcas comprometidas que en el momento lo están ‘petando’.

Nosotras queremos ofrecer un abanico más amplio de opciones, queremos convertirnos en el lugar donde la gente acuda para conocer y aprender cosas nuevas relacionadas con la moda sostenible, aunque sea para hacer un trabajo para la uni o debatir con su grupo de amigos.

 

El confinamiento ha constatado los riesgos de tener una industria tan globalizada. ¿Cómo creéis que la pandemia está afectando a las marcas y comercios de moda sostenible?

La moda sostenible va claramente en aumento. Como decíamos antes, no se trata de una tendencia pasajera, pero el camino es largo y se necesita que la gente esté dispuesta a cambiar sus hábitos de consumo para que se convierta en una realidad. Quizás sí que merece la pena gastarse algo más de dinero en una pieza manufacturada localmente y por unas trabajadoras que tienen un sueldo y unas condiciones laborales decentes antes que acudir al Zara que tenemos al lado de casa.

Comprar en tiendas de segunda mano o aprender a coser tu propia ropa es lo que, de momento, está teniendo más éxito: es barato y al mismo tiempo consumes de manera responsable y sostenible. Probablemente lo que más se necesita a nivel político y económico es una estrategia empresarial potente que posicione Cataluña como país que apuesta por proyectos de moda sostenible.

De este modo se daría el empujón y el altavoz a muchas marcas que ya hace tiempo que trabajan para hacer las cosas bien hechas, pero que necesitan más recursos económicos para poder sobrevivir. Sin embargo, mientras no estemos en pausa y el slow-fashion continúe creciendo, esto es señal de que se están ganando cosas buenas.

 

¿De qué manera creéis que redes sociales como Instagram, Tik-Tok o Twitter, ayudan a difundir un modelo de consumo más sostenible y responsable?

La divulgación más directa que la gente tiene a su alcance es claramente el mundo de las redes sociales. Esto facilita que la difusión de la información sea no solo más rápida, sino también más eficaz, puesto que permite que el individuo que la recibe la interiorice con más facilidad: un video, un story, un simple post con 4 fotos donde se enseñe a reutilizar el pareo de verano para convertirlo en un top de fiesta o una infografía que muestre el proceso que siguen las materias primas hasta que se convierten en unos pantalones tejanos.

La parte positiva de las redes sociales es que se adaptan instantáneamente a las demandas de los usuarios y esto permite que el contenido llegue con mucha más facilidad y rapidez.

La parte negativa es que nos hemos acostumbrado a recibir mucha información en muy poco tiempo, y todo lo que escapa de esta inmediatez ya no interesa.

See Also
Aum Pan Shop

Lo más importante es que la información transparente y contrastada llegue. Si esta se difunde entonces se consigue un impacto; y cuando impacta es cuando se produce un cambio en los patrones de consumo de la gente.

 

La moda sostenible necesita una Dulceida o una María Pombo que influencien a la comunidad que las sigue.

Hay un vacío muy grande de referentes de moda sostenible que hagan contenido en catalán en las redes, y esto es un problema importante. Con ‘Llepafils’ queremos acercar el slow-fashion a todos los jóvenes a los que les interesa el tema, pero que no tienen a una ‘influencer’ a la que seguir.

Quizás la gente que nos escucha va tomando conciencia sobre la importancia de consumir con responsabilidad, en comercios locales, de manera no impulsiva… Sí que hay diferente marcas catalanas que tienen una filosofía sostenible y que trabajan con la ética como prioridad, y lo importante de esto es que siempre utilizan la transparencia cuando tienen que comunicar a los clientes información sobre su cadena de producción o su proceso de creación.

Pero en cuanto a los referentes, sí que creemos que estaría muy bien que existiese una comunidad más amplia de gente que se enfocara concretamente a la temática de la moda sostenible.

¿“Llepafils” quiere ser la nueva Vogue del slow fashion?

Nos encantaría que el contenido que nosotras preparamos y al cual le dedicamos parte de nuestro tiempo llegara a un público más amplio hasta el punto de convertirnos en un podcast de referencia en el sector. Ojalá ser la Vogue de alguien y que cuando quieran saber cualquier cosa sobre marcas de ropa sostenible o iniciativas de upcycling, se dediquen a escuchar “Llepafils”.

Queremos influenciar de manera positiva a la gente que nos sigue porque puedan tomar buenas decisiones que no solo les beneficiarán a ellos, sino también al planeta y a la gente que trabaja en el sector.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
1
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Contacto y colaboraciones:

hola@wearitslow.com

© Wearitslow. All Rights Reserved.

Un proyecto de Román Gutiérrez Calderer

Scroll To Top