Now Reading
9 Tips para Comprar Ropa de Segunda Mano

9 Tips para Comprar Ropa de Segunda Mano

segunda mano

La compra de ropa de segunda mano no es nada nuevo, de hecho es una práctica que lleva toda la vida. La diferencia es que el interés ha aumentado significativamente junto con la conciencia del público al saber cómo la industria de la moda impacta negativamente al planeta y la sociedad.

Según UN Environnement, la industria de la moda produce el 10% de las emisiones de CO2 a nivel global. En el Reino Unido, se tiran a la basura 11 millones de prendas de ropa a la semana. Estas son algunas razones por las cuales comprar ropa de segunda mano es una práctica muy sostenible. Al comprar ropa de segunda mano continúas dando uso a una prenda.

Extendiendo el uso de una prenda por tan solo nueve meses, puedes ayudar a reducir las emisiones de carbono de la industria en un 30%.

También evitas la producción de ropa nueva y todo el impacto que conlleva, como el uso de agua, las emisiones de CO2,  y las toneladas de residuos. Además, contribuyes a una economía circular donde se prioriza el reducir, reutilizar, y reparar.

 

Eso si, comprar de segunda mano no siempre es fácil, especialmente si es algo nuevo para ti. Puede ser abrumador no saber dónde comprar y decepcionante cuando todo lo que encuentras son cosas que no te gustan y a precios más altos de lo que esperabas.


A continuación compartimos algunos consejos para hacerte la compra de ropa de segunda mano más fácil y accesible.

Tips para comprar ropa de segunda mano

 

  1. En aplicaciones o tiendas como Vinted, Wallapop, Depop, Percentil, y Vestiaire Collective,  utiliza los filtros para que no pierdas tiempo y energía buscando entre miles de artículos. Reduce y especifica tu búsqueda tanto como puedas. Busca por tamaño, color, marca, palabras claves, estado, etc.

 

  1. Si estás tratando directamente con el vendedor, como se hace en Vinted, Depop, o Wallapop,  haz todas las preguntas que tengas. Puedes preguntar, “¿El artículo viene de un hogar de no-fumadores? ¿Puedo ver la etiqueta? ¿De qué materiales está compuesto el artículo? ¿Cuáles son las medidas? ¿El artículo se encogió cuando se lavó o secó?  ¿Tiene algún defecto?”.
    Es posible que no obtengas todas las respuestas pero así tendrás mejor idea de qué esperar. Y mejor aún hacer estas preguntas si no se permite hacer devoluciones. 

 

  1. Si quieres algo específico, como una chaqueta Patagonia, investiga un poco de antemano en el sitio web de la marca y lee las reseñas. Después puedes utilizar el nombre del artículo cuando busques en tiendas en línea de segunda mano. También puedes usar páginas como Pinterest para identificar estilos y prendas que te gustan o ideas de vestuarios minimalistas, y después buscar estas prendas en tiendas de segunda mano. De esta manera puedes comprar ropa con un poco más de intención, ropa que sabes que vas a utilizar,  y no solo hacer compras porque algo está en rebaja. 

 

  1. Mantén expectativas realistas. No esperes encontrar justo lo que buscas a un precio muy bajo. La buena noticia es que cuando llegas a encontrar algo que en verdad buscas y a muy buen precio, ¡se siente genial!  ¡Y más sabiendo que es la opción más sostenible!
     
  2. Si buscas muy buenas ofertas y precios bajos, lo más probable es que tengas que invertir tiempo en revisar los sitios con mucha frecuencia, y ya es de cada quien considerar si el tiempo lo vale. También toma en cuenta que muchos vendedores en páginas como Vinted están dispuestos a bajar el precio y aceptar tus ofertas (mientras sean justas). No solo ahorrarás dinero comprando de segunda mano, también ahorrarás muchos recursos y emisiones, los cuales son excelentes motivos por si solos.

 

See Also

  1. Si vas a tiendas físicas de segunda mano, como tiendas de ropa vintage o Humana, ve con tiempo y tómalo como una actividad para pasar el rato. Ya que te puedes pasar un buen rato mirando perdidamente. Si buscas algo en concreto, ve a esa sección primero y no te distraigas mucho. A diferencia de tiendas en línea, no puedes usar los filtros para facilitar la búsqueda, pero tienes el beneficio de poder tocar las prendas, sentir las telas, y probarte la ropa.  

 

  1. Ya que vas a ahorrar dinero comprando de segunda mano considera invertir un poco más en artículos de alta calidad que no comprarías nuevos. Usualmente estos artículos tienen una vida útil más larga  y así tendrás que comprar menos ropa a largo plazo. Investiga la mejor manera de cuidar los materiales y/o donde repararlos. Por ejemplo- comprar zapatos con suela reemplazable.

 

  1. Si compras algo que no te queda o tiene algún defecto, no te desilusiones, puedes llevarlo con un sastre para que te quede a la medida o para que reparen el defecto. Reparar también es una parte importante de la sostenibilidad. O si tienes las habilidades para hacerlo tu mismo, o las ganas de aprender a hacer reparaciones en casa,  ¡genial! 

 

  1. ¡Ten paciencia! Si estás buscando algo específico para mañana, no esperes encontrarlo hoy. Puedes hacer una lista de cosas específicas que necesitas y buscar cada pocos días o semanas. Piensa a futuro si necesitas algo específico.

    Si aún no has hecho compras de segunda mano espero que con estos consejos te animes a probarlo. Es una excelente manera de reutilizar los recursos que ya extrajimos y procesamos, de generar menos residuos, y reducir emisiones de CO2. Y aunque el reciclaje de ropa y telas sigue siendo un componente muy importante dentro de la sostenibilidad, el reducir y reutilizar, que es lo que se hace al comprar de segunda mano, es aún mejor.

    Y por último, puede ser que comprar de segunda mano no sea para ti. Y si ese es el caso, ¡no hay problema! Lo importante es que reduzcamos drásticamente el consumo de ropa de la industria de fast fashion. El fast fashion es la industria de la moda que produce ropa de bajo costo, muchas veces de baja calidad, y de producción masiva, lo cual causa un consumo excesivo de ropa. Además, las condiciones laborales de la gente que produce esta ropa muchas veces son injustas y dejan mucho que desear. Al entrar a una tienda de segunda mano te darás cuenta de la tremenda cantidad de ropa de marcas de fast fashion que hay. Hay muchísima ropa y dada a su baja calidad y estilos pasados de moda, no tiene mucho valor para ser reutilizada. Es evidente que tenemos una adicción con el fast fashion que debemos romper. 

 

La compra de ropa de segunda mano es solo una de varias opciones sostenibles que tenemos. También puedes optar por hacer intercambios de ropa con amigos, reparar y cuidar bien lo que ya tengas, o comprar de marcas sostenibles. Las marcas de ropa sostenible también tienen un rol importante ya que son líderes de la transición hacia un modelo de negocios de moda sostenible que apuesta por el planeta y por el bienestar de la gente que fabrica nuestra ropa.

No importa la opción que tomes, o si optas por todas, lo importante es hacer un cambio dentro de nuestras posibilidades, y hacerlo ya. Así que anímate, la próxima vez que necesites comprar ropa, intenta buscarla de segunda mano. 

Otros artículos de Mónica Rosquillas: 7 pasos para organizar tu cocina con menos residuos.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
1
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Contacto y colaboraciones:

hola@wearitslow.com

© Wearitslow. All Rights Reserved.

Un proyecto de Román Gutiérrez Calderer

Scroll To Top