Now Reading
Juguetes de madera: 14 razones para elegirlos

Juguetes de madera: 14 razones para elegirlos

Juguetes de madera: 14 razones para elegirlos.

Se acerca el periodo crítico del año en cuanto a compras y gastos: Navidades. Este mes los descuentos empiezan a aparecer por muchas marcas, y la tentación nos invade. Hoy queremos daros algunos consejos para que la elección de los juguetes de vuestres pequeñes sea hecha en base a criterios de sostenibilidad.

Os dejamos 14 razones por las que los juguetes de madera son más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente:

 

  1. Un juguete de plástico puede tardar más de 500 años en degradarse. Sin embargo, la madera tarda unos 15 años en descomponerse.

 

  1. Elige una madera con certificación PEFC o FSC. El certificado PEFC garantiza que los bosques de donde se ha sacado la madera han sido gestionados de forma sostenible, y contribuye al mantenimiento de los ecosistemas y la diversidad biológica. El certificado FSC pretende también promover una gestión responsable de los bosques del mundo.

 

  1. Economía circular. Eligiendo juguetes de madera estaremos reduciendo los residuos que generamos en el planeta y estaremos apostando por una economía circular.

 

  1. Conectar con la naturaleza. Además, los juguetes de madera no llevan químicos, son elementos naturales y nos acercan más al entorno natural. Algo que también queremos potenciar y acercarles a nuestres hijes. Los materiales naturales como los juguetes de madera les transmite calma y tranquilidad, en contraposición con los juguetes de plástico y muy elaborados que suelen llevar pilas, luces o sonidos estridentes que suponen demasiados estímulos.

 

  1. Durabilidad. Un juguete de madera nunca pasa de moda, y por lo tanto su ciclo de vida útil será más largo. Es más fácil que estos juguetes no se estropeen y sobrevivan al paso de los años, pasando de generación en generación.

 

  1. Atemporalidad. Los juguetes de madera pueden ser muy versátiles. Recomendamos potenciar el juego simbólico, otro ejercicio que juega a favor de la sostenibilidad de nuestros juguetes, al ser un mismo material o juguete capaz de transformarse en todo lo que el niño o la niña imaginen, variando a lo largo de las distintas etapas de crecimiento.

 

  1. Cualidades reales. La madera aporta el aroma, color, textura y tacto de la naturaleza, elementos clave para que el niño o niña se relacione con el mundo natural y aprenda a quererlo.

 

  1. Imaginación al poder. Además, los juguetes de madera, al no tener luces, botones o pilas, ni ser eléctricos, no sobreestimulan a las criaturas sino que les acompañan, dejando que sean ellos quienes inventen sus propios mundos imaginarios, desde la calma y el mindfulness.

 

  1. Emmi Pikler. Si hablamos de juego libre tenemos que hablar de Emmi Pikler, fundadora de éste método basado en tres grandes pilares. 1. El movimiento libre y actividad autónoma. 2. El respeto y apego y 3. La importancia de la salud física y el juego. Basándonos en esto, encontramos materiales de madera ideales para que el niño o niña potencie sus cualidades llegando por ellos mismos, con la mirada de confianza y acompañamiento del adulto. Una mirada que actúa desde el respeto, potenciando la autoconfianza del pequeño o la pequeña.

 

See Also
residuos crisis sanitaria

  1. Psicomotricidad: los juguetes de madera suelen ser más pesados y necesitan que los niños y niñas los cojan con firmeza. Esto significa que trabajan la motricidad de las manos y además aprenden a sujetar con conciencia y con mayor respeto que cuando cogen un material no pesado que pueden fácilmente romper o tirar.

 

  1. Menos consumo. Esto nos lleva a este punto. Los juguetes de plástico se suelen romper más. Más baratos, pero menos duraderos. Cuando se rompen, no se suelen poder arreglar y necesitamos comprar uno nuevo. O bien necesitan pilas, o enchufarse y gastar electricidad. En cambio, un juguete de madera suele tener una vida mucho más larga y por lo tanto ayuda a frenar el consumismo.

 

  1. Ahorro. Y siguiendo con lo dicho en el punto anterior, nos ayudan a ahorrar ya que aunque hagamos una inversión inicial en un juguete aparentemente más caro, su ciclo de vida útil será mucho más largo que el de otro juguete de plástico: durará más, será más versátil, y no se romperá con tanta facilidad.

 

  1. Salud. Es importante que los juguetes que elijamos estén hechos de materiales eco-friendly y aptos para los más pequeños y pequeñas. Algunos juguetes de plástico contienen BPA o ftalatos, sustancias químicas que pueden dañar el endocrino.

 

  1. Proximidad. Intenta elegir marcas o proyectos de proximidad para ayudar a los comercios locales que trabajan de forma artesana la madera, que producen de forma local y que cuidan los detalles. Además, enviarte a casa un producto de proximidad será más económico y respetuoso con el medio ambiente que un producto que venga de otro país, y tenga que llegar a nuestras manos en avión o barco.

En las fotos de hoy, os enseñamos el triángulo Pikler de madera de Trykell. Trykell es una marca que nos proporciona materiales Pikler, Montessori, y Waldorf para favorecer el desarrollo y la psicomotricidad de los niños y niñas a través de materiales de madera natural. Os invitamos a descubrir el trabajo de esta pequeña familia con valores de artesanía y sostenibilidad en todo lo que hacen.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Contacto y colaboraciones:

hola@wearitslow.com

© Wearitslow. All Rights Reserved.

Un proyecto de Román Gutiérrez Calderer

Scroll To Top