hotels near casino niagara gray eagle casino calgary 3 doors down @ fallsview casino resort in niagara falls, canada, fallsview casino resort, may 12 casino free slot games free coins jackpot party casino slots the great northern casino free casino slots with bonus rounds casino uk online springbok casino meat loaf @ casino rama in rama, canada, casino rama resort, november 5
Now Reading
Ropa de segunda mano: ¿orgullo o vergüenza?

Ropa de segunda mano: ¿orgullo o vergüenza?

No estamos inventando nada nuevo: desde principios del s.XIX se conocen transacciones e intercambios de prendas de ropa de segunda mano, aunque de una forma mucho  menos “natural” a la que tenemos hoy en día. El Wallapop del s.XIX eran las colecciones de museos, subastas y mercados de segunda mano. Pero lo que nos acerca a la sociedad de la época, es que en prácticamente cada armario de Europa y América, había prendas de segunda mano.

Los sastres vendían prendas usadas a cambio de una parte del pago de la nueva prenda que producían, o los diseñadores de calzado, vendían sus primeras muestras antes de producir en masa el producto, algo que se ha considerado como la primera producción de productos “ready-made”. Muy cerca del ready-to-wear.

jakob-owens-406696

Eso sí, si hoy en día hablamos orgullosos de la compra de una ganga que hemos encontrado en Wallapop o en una tienda Vintage, hace dos siglos no se mostraba tanto orgullo al respeto. Muchas veces, aunque eran mujeres de mediana y alta sociedad quienes vendían su propio armario, pero enviando a otras mujeres de clase inferior a hacer el intercambio. La nueva moda de la época marcaba el principio de las tendencias, y para poder permitirse un modelo de Chanel o Poiret, tenían que vender la ropa que habían llevado hasta entonces. Pero también la ropa de los diseñadores empezó a circular pronto: pues si eras vista con un modelo antiguo significaría que no podías permitirte el nuevo.

See Also

El status por encima de todo: pero qué absurdo si lo hacíais todas a la vez, chicas. Aunque en el s.XX el hecho de vestir ropa de segunda mano ha pasado a ser de una vergüenza a algo de lo que sentirse orgullosa, por su valor vintage y único a un precio especial. Pero aun hay muchos intercambios que se hacen de forma privada a día de hoy, ¿será que sigue en pie la diferencia de clases?

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

Contacto y colaboraciones:

hola@wearitslow.com

© Wearitslow. All Rights Reserved.

Un proyecto de Román Gutiérrez Calderer

Scroll To Top