¿Qué le pedimos a nuestra ropa interior?

DRAMA: toca comprar nueva ropa interior. Y no sabemos por dónde empezar a buscar, no podemos probarnos nada, no nos queda bien nada, no nos gusta y no nos hace sentir cómodas. Bueno, quizás no todas estas cosas a la vez, pero muchas veces la realidad a la hora de encontrar ropa interior es que es un drama. Y nuestros valores se caen por los suelos cuando sólo encontramos ropa de lactancia en grandes cadenas de fast fashion, o cuando el conjunto de lencería que nos gusta no cumple con nuestras exigencias de sostenibilidad.

Si algo de esto o todo a la vez, te ha pasado en algún momento, has aterrizado en el lugar justo. Vamos a compartir nuestros mandamientos sobre lo que consideramos que tendría que ser comprar ropa interior.

Pero no penséis que esta inspiración nos viene de cero, la realidad es que hemos descubierto un gran sitio donde acabar con nuestras preocupaciones a la hora de comprar ropa interior sostenible: Ecometas.

Se trata de un proyecto que además de bonito, nos aporta algo que teníamos pendiente: un solo espacio donde encontrar las marcas sostenibles que más nos gustan. Os contamos en qué consiste y qué le pedimos a nuestra ropa interior:

Que sea cómoda: este es el punto número uno que le exigimos a toda nuestra ropa interior. Que por favor, sea cómoda. Así que la ropa que encontramos en Ecometas es sin aros, espumas, sin costuras que se clavan y sin materiales que no transpiran, sintéticos, o con formas que intentan cambiar nuestro cuerpo. No, nuestro cuerpo es lo primero.

Que sea ecológica: queremos que nuestra ropa interior cumpla con los criterios de sostenibilidad que les exigimos al resto de nuestras prendas. Porque al fin y al cabo, es la ropa que está en contacto con nuestra piel 24 horas al día, y toca directamente con nuestras partes íntimas donde podemos sufrir más irritaciones. Por lo tanto, el tema “ecológico” es un tema de salud. En Ecometas encontraremos marcas elegidas con criterios de ética, sostenibilidad y tejidos naturales.

Body bordado en microfibra, de All That She Loves

Que sea de proximidad: además, si la ropa es sostenible, pasa por que sea local. Una ropa hecha cerca de donde la compramos será más sostenible que si ha atravesado medio mundo. Por eso valoramos que nuestra ropa venga de lugares cercanos, como es el caso de las marcas escogidas en Ecometas.

Que haya sido pensada por y para mujeres: seguramente va de la mano del concepto comodidad, pero si nuestra ropa interior ha sido pensada por mujeres y para mujeres, mejor. ¿Por qué? Porque de esta forma se crea una comunidad de mujeres que quieren vestir de forma más consciente y se crea sororidad (solidaridad entre mujeres). Porque nadie mejor que nosotras mismas va a entender qué necesita nuestro cuerpo.

Conjuntos de algodón orgánico, hecho en Valencia. De la marca The Nude Label

Que sea consciente: queremos que nuestra ropa interior vaya acorde con nuestra filosofía de vida. Vivir, amar, disfrutar de la vida, liberarnos de arquetipos, amar nuestro cuerpo, amar la diferencia… Son conceptos que queremos que se transmitan en las marcas que llevemos. ¿Estamos de acuerdo?

Que sea respetuosa: queremos que nuestra ropa interior sea respetuosa porque ame la diferencia. Nuestra ropa interior tiene que ser para mujeres conscientes y comprometidas con principios firmes basados en la igualdad de género y el respeto a lo diverso.

Top bralette bicolor y braga brasileña, de modal orgánico. De la marca Organic Passion

Que tenga modelos de lactancia: dentro de esta diversidad, queremos que nuestra ropa interior se adapte a todos los momentos y situaciones de nuestra vida como mujeres. Por eso, valoramos que nuestras marcas favoritas hagan modelos adaptados a la época de lactancia bonitos, porque este es un momento muy importante de nuestras vidas donde necesitamos sentirnos bien. La marca Maripuri Tijeritas ha cumplido nuestros deseos, ¿qué os parece?

Sujetador de lactancia, de Maripuri Tijeritas

Que nos la podamos probar antes de comprarla: uno de los grandes problemas de ir a comprar ropa interior es que no nos la podemos probar. Bien, pues ponemos fin a esta tortura también, porque Ecometas tiene un showroom en Barcelona, en el barrio de Sant Antoni, donde podemos ir con cita previa y ver todos los modelos y probárnoslos. ¡Así acertamos seguro!

Detrás de esta maravilla de proyecto encontramos a Sandra Sarmiento, una emprendedora que ha luchado para sacar adelante Ecometas con la intención de hacerse un hueco dentro del mundo digital, apostando por una ropa interior sostenible, ética y de proximidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *