Receta: aguacates con salsa probiótica

Por @thenourishedpianist

Uno de los mejores alimentos para nuestra flora bacteriana son los probióticos, que puedes crear desde cero en tu cocina con pocos ingredientes y un poco de paciencia. La primera receta que todos conocemos es el chucrut, pero puedes experimentar con otros ingredientes y tiempos de fermentación para obtener variedades infinitas. 

Para esta receta, he utilizado las verduras de verano que me regalan mis vecinos en estas fechas. Y para no utilizar todos los tomates y pimientos en gazpacho, decidí darles otro uso. Espero que te guste la idea, porque seguro que a tu flora le encanta.

INGREDIENTES: 

Salsa: 

  • 2 tomates maduros
  • 4 pimientos verdes
  • 3 dientes de ajo
  • 2 o 2+1/2cucharaditas de sal
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • ½ cucharadita de pimentón picante
  • 1 cucharadita de comino molido
  • Pimienta rosa en grano
  • Aguacates
  • Hojas de repollo

PREPARACIÓN:

1. Hervimos agua y llenamos el bote de cristal en el que prepararemos el fermento para limpiarlo completamente y evitar que florezcan bacterias “malas”.

2. Limpiamos bien los utensilios y tablas que vayamos a utilizar.

3. Cortamos las verduras en trozos muy pequeños y machacamos los dientes de ajo.

4. En un bol mezclamos todas las verduras con las especias y la sal.

5. Quitamos el agua del bote de cristal y dejamos que se enfríe.

6. Cuando el bote se haya enfriado, rellenamos con la mezcla preparada apretando para evitar que se acumule el aire.

7. Cuando ya tengamos lleno el bote (siempre dejamos un margen de 2 o 3 dedos sin llenar), utilizamos unas hojas de repollo para permitir que las verduras se mantengan en el líquido. 

8. Ya solo queda dejar que fermenten durante 2 o 3 días. Mi consejo es que coloques el bote en un lugar sin luz y encima de una bandeja o plato por si se derrama algún líquido. 

9. Una vez terminado el proceso de fermentación, tiramos las hojas de repollo y preparamos los aguacates.

10. Quitamos el hueso de los aguacates y profundizamos el hueco que queda del hueso. 

11. Rellenamos ese hueco con la salsa y a disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *