Ensaladas en tarros de cristal : trucos para que tu ensalada sea deliciosa y saludable

Por @saludalosaludable_

Aunque todavía no hemos dado paso al verano, las temperaturas no dicen lo mismo y los 32 grados de máxima que se presentan en algunas localidades hacen que sólo queramos llevarnos a la boca alimentos fresquitos y de temporada, y qué mejor que en una ensalada para combinarlos todos.

Tenemos por costumbre consumir ensaladas sólo cuando estamos en casa, por el hecho de que algunos ingredientes pueden ablandarse y humedecerse más de la cuenta si están en contacto con otros durante mucho tiempo. Bien, la clave está en conocer los trucos para que esto no pase y tus ensaladas tras pasar en el frigorífico varios días estén igual de deliciosas:

Conserva en tarros de cristal. El vidrio se encargará de mantener en mejor estado tus ingredientes y el hecho de que puedas ver tus ensaladas a través de él hará que tus ganas por probarlas aumenten.

El orden de los ingredientes sí altera el producto. El peso, la dureza y la humedad de los alimentos son factores que influyen en lugar que ocupa cada uno de ellos.

Vegetales y frutas más húmedos y pesados primero para que sus jugos no afecten al resto: tomate, pepino, zanahoria, pimiento, piña, olivas etc.

Proteínas de calidad. Ocuparán el segundo lugar. Son, por ejemplo, el huevo cocido, tofu, atún u otro pescado en lata, pollo o pavo desmenuzado, queso fresco o mozarella y por supuesto las legumbres.

Carbohidratos (pasta, arroz, trigo sarraceno, maíz etc), por encima de las proteínas. Si has decidido añadirlos para que tu ensalada sea más saciante recuerda cual es su sitio.

Hojas verdes para el final. Si deseas incorporarlas, éstas tienen que ir en la parte superior para que ningún alimento las humedezca demasiado y se estropeen.

La guinda del pastel la ponen los alimentos secos y con muy poco peso: frutos secos y semillas. Harán mucho más nutritivas tus ensaladas y las darán un toque crucnhy.

El aliño aparte. Lo mejor es transportar el aceite de oliva y el limón, vinagre u otro aliño que nos guste en un recipiente más pequeño y aliñar inmediatamente antes de empezar a disfrutar de tu ensalada.

El último paso, y no por eso menos importante: mantén la verticalidad de tu recipiente para evitar que los ingredientes se pochen.

Ahora que conoces los trucos para que tus ensaladas aguanten perfectamente durante varios días es hora de que abras los recipientes y empieces a rellenarlos. ¿Necesitas ideas? Aquí tienes algunas:

  1. Ensalada de pepino, tomate, pimiento asado con garbanzos, brotes tiernos y semillas de calabaza.
  2. Ensalada de piña, zanahoria, rabanitos con langostinos, queso fresco y nueces.
  3. Ensalada de tomate pera, pimiento verde y rojo con huevo cocido, jamón serrano y espinacas frescas.
  4. Ensalada de totmates cherry, cebolla dulce con tofu marinado, brotes tiernos y semillas de girasol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *