15 consejos para saber elegir un aceite esencial y utilizarlo bien

A la hora de elegir un aceite esencial podemos fijarnos en muchas variables, y éstas determinarán su calidad o nos ayudarán a saber distinguir entre un tipo de aceite u otro. Os dejamos con 15 principios que determinarán la calidad de un aceite esencial y algunas recomendaciones a la hora de usar los aceites esenciales correctamente:

1. La garantía botánica: el nombre de la planta nos permite identificar el género y la especie. Este será nuestro principal referente a la hora de elegir un aceite u otro

2. Segundo paso: tendremos en cuenta la certificación 100% pura y natural del ingrediente

3. Nos fijaremos en el lugar de origen de la composición bioquímica del aceite

4. Tendremos en cuenta el quimiotipo: el componente químico del aceite esencial que determina la calidad del mismo.

5. El método de extracción: otro de los factores que nos dará más información sobre nuestro aceite es el de conocer cómo ha sido extraído: destilación de vapor de agua o prensado en frío (en los aceites esenciales cítricos: limón, naranja, mandarina o pomelo, bergamota o jengibre)

6. Los aceites esenciales cítricos son fotosensibles por lo que deben utilizarse siempre entre 2-3h antes de exponernos al sol. Tener en cuenta este punto nos ayudará a hacer un mejor uso de nuestro aceite y aprovechar al 100% sus beneficios.

7. Se deberán conservar en recipiente opaco y lugar fresco y seco: una buena conservación de nuestros aceites también hará que su calidad se mantenga intacta y les saquemos un mayor provecho.

8. Solo se podrán ingerir los aceites esenciales que hayan obtenido el grado de Calidad Alimentaria. Cuidado a la hora de utilizar los aceites: cada uno puede tener unos usos diferentes y para hacer un uso correcto de ellos será mejor informarnos antes.

9. No utilizaremos los aceites esenciales durante los 3 primeros meses de embarazo: no está recomendado usar los aceites esenciales durante los primeros meses de embarazo, así que antes de usarlos infórmate y asegúrate de cómo los puedes utilizar durante los siguientes meses. 

10. No debemos confundir los aceites esenciales con los aceites vegetales como el de jojoba, coco, almendras, argán o baobab, que son los que nos servirán de aceites portadores. 

11. Los mejores aceites vegetales son los que se han obtenido de la primera prensada en frío, sino hablaríamos de aceites refinados que podrían incluir sustancias químicas y no tendrían las mismas propiedades que los esenciales o vegetales. 

12. Tendremos en cuenta qué parte de la planta se ha utilizado para sacar el aceite (raíz, semilla, flor, hojas o corteza). Según de dónde se haya extraído, la composición bioquímica del aceite esencial cambiará y también podrá determinar su calidad.

13. Los alérgenos: nos fijaremos en los alérgenos que de forma natural están presentes en el aceite. 

14. El envase: es importante que los aceites se conserven en envases que mantengan el frío para mantener su eficacia: los envases de cristal, de color oscuro, y con un tapón especial que les proteja, serán imprescindibles. 

15. Cómo cuidarlos: una vez tengamos nuestro aceite, deberemos protegerlo de la luz, la humedad y el oxígeno para conservarlo mejor. 

Esperamos que estos 15 consejos sobre aceites esenciales os hayan sido útiles y los pongáis en práctica a la hora de elegir o cuidar los vuestros. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *