Lunes sin carne: pequeños cambios, grandes beneficios

Por @saludalosaludable_

A estas alturas, los lunes sin carne, también conocidos como meatless mondays, no serán una novedad para ti. Este movimiento que busca concienciar a toda la sociedad sobre el gran impacto positivo hay detrás de algunos pequeños cambios en nuestro plato un día a la semana se ha hecho viral, convirtiéndose en protagonista de muchos blogs, periódicos digitales, y por supuesto, las redes sociales.

La historia de los lunes sin carne En el año 2003 un famoso publicista norteamericano, Sid Lerner, decidió reavivar este movimiento creado muchos años atrás: en la Primera Guerra Mundial.

Fue en el año 2009 cuando uno de los vegetarianos más famosos del mundo y ex Beatles, Paul McCartney, se sumó a este movimiento, consiguiendo el apoyo de otras personalidades importantes como Chris Martins (cantante de la banda Coldplay) o el actor estadounidense Kevin Spacey.

Desde entonces, son 43 países los que participan en esta gran campaña internacional.

Su objetivo principal Animar a toda la población a renunciar a la carne sólo un día a la semana: los lunes. De esta forma, este movimiento trata de reducir el consumo de este alimento un 15% con el fin de mejorar la salud de la población, y la del planeta.

Pequeños cambios, grandes beneficios Dejar a un lado la carne durante un día a la semana supone un gran impacto positivo en tu salud:

  • Disminuye el riesgo de desarrollar cáncer de colon, enfermedad que se ha visto relacionada con el consumo excesivo de carne roja.
  • Disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas (diabetes, obesidad y otras) y cáncer por una mayor inclusión de alimentos de origen vegetal en la dieta.
  • Mejora de las analíticas (colesterol y triglicéridos) gracias a un menor consumo de grasa saturada.

Estos pequeños cambios también nos permiten participar en el cuidado de nuestro medio ambiente, tratando así de dejar un mejor plantea a las generaciones futuras:

  • Por cada día que no se consume carne evita la deforestación de 5 metros cuadrados de selva y/o bosque.
  • Se produce un ahorro de la producción de gases de efecto invernadero que tanto afectan a este gran cambio climático que estamos sufriendo.
  • Se produce un ahorro de agua considerable: un lunes sin carne se pueden llegar a ahorrar agua como para 16 duchas.

¿Por dónde empiezo? ¿Qué sueles comer un lunes cualquiera? Cierra los ojos y visualiza ese menú. Ahora trata de sustituir la carne por otro alimento que también te aporte proteína. Si evitas el pescado y los huevos, tu cambio tendrá un impacto positivo mayor. Te propongo un grupo de alimentos de origen vegetal, altamente nutritivo y con una proteína de calidad: las legumbres. Será las protagonistas de tus lunes.

Otro consejo: permítete probar nuevas recetas. Con la entrada de los Meatless Mondays a tu vida llegarán nuevos alimentos y con ellos nuevas recetas. Y no, no tienen por qué ser más difíciles que aquellas a las que sueles recurrir.

5 comidas para un Lunes sin carne

1. En él sustituiremos el típico untable de origen animal de nuestras tostadas por otros igual o más sabroso. Además, nuestros toppings dejarán de ser embutido (jamón serrano, jamón de york, pavo, …). Por ejemplo:

  • Tostada de aceite, tomate rallado y pimienta.
  • Tostada de mantequilla de aguacate con nueces.
  • Tostada de paté de legumbres (hummus) con tomate y rúcula.
  • Tostada de nutella casera.

2.A media mañana nuestra principal opción debe ser la fruta. Si eres de los que necesitan un tentempié más energético puedes acompañarla con chocolate mínimo 85%, frutos secos naturales o en forma de mantequilla,

3. Nuestra fuente de proteína serán las legumbres, con las que puedes preparar un guiso tradicional o bien algo más fresco como una ensalada. Recuerda acompañarlas siempre de una buena ración de verduras.

  • Ensalada de judías blancas
  • Pasta con boloñesa vegana, cocinada con soja texturizada.

4.A media tarde trataremos de que la fruta esté presente. Podemos combinarla con un yogur de soja y muesli casero, o en una tostada, por ejemplo: tostada de mantequilla de cacahuete y plátano.

5.Buscaremos otro alimento proteico que no sea la carne, y si nos atrevemos, renunciaremos también al pescado y los huevos. ¿Qué tal un salteado de tofu marinado?

  • Tofu marinado con parrillada de verduras.
  • Tostada de hummus con escalivada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *