Buenos hábitos para la vuelta a la rutina

Por @thenourishedpianist

Después de las fiestas, las comilonas, los excesos, los cambios de rutina, la falta de sueño, trasnochar y un largo etcétera que acompaña a las Navidades, quiero proponerte una serie de hábitos que puedes incorporar en tu día a día para volver a la rutina habitual. También te ayudarán a sentir una mejor relación con la comida y establecer unas pautas sencillas que te permitan comer mejor y cuidarte desde dentro.

1. SUSTITUIR EL CAFÉ  MATUTINO POR UNA INFUSIÓN: no hablo de abandonar tu querido café, sino tomar infusiones de hierbas con tu desayuno.  La principal razón es que tomar café junto a una comida disminuye en gran medida la absorción de calcio y hierro por el organismo. Sin embargo, puedes tomar tu café  una hora antes de tu desayuno para evitar este problema (1).

2. SIMPLIFICA TUS MERIENDAS Y SNACKS: cuando quieres comer sano, empiezas a buscar mil recetas saludables alternativas para nuestras meriendas y snacks. Al final, no tienes los ingredientes para ninguna receta y acabas comiendo cualquier cosa que encuentres en tu cocina. Sin embargo, nos olvidamos muchas veces de que menos es más y que combinaciones muy sencillas proporcionan alternativas muy deliciosas. Por ejemplo, fruta con tahini o crema de almendras, dátiles con cacao puro o batidos de verduras y frutas.

3. NO COMAS POR ENTRETENIMIENTO: cuántas veces nos ha pasado que no tenemos hambre pero en nuestra cabeza no dejan de aparecer dulces, chocolate… Este tipo de hambre emocional puede ser resultado de los excesos de azúcar navideños. También puede ser una señal de tu cuerpo diciendo que está deshidratado. Cuando te ocurra esto, prueba a beber una infusión o un té calentito, sin añadirle azúcar y verás como tu cuerpo deja de tener tanto antojo.

4. DEDICA UNAS HORAS SEMANALES PARA PLANIFICAR TUS COMIDAS:  si no estás familiarizado con el batch cooking, puede que no entiendas como dedicar 3 o 4 horas un día a la semana dentro de la cocina puede ayudarte tanto. Si lo piensas bien, a lo largo de la semana empleas más de 4 horas cocinando si tienes en cuenta la preparación necesaria para cada comida del día. Y muchas veces, no tienes los recursos necesarios para hacer una comida saludable y rica por falta de planificación. Por todo ello, dedicar unas horas  a la semana para preparar  tus comidas y dejar  los ingredientes cocinados tiene grandes beneficios que notarás en tu día a día.

5. MUÉVETE: hacer ejercicio no solo tiene enormes beneficios para tu cuerpo, sino también para tu mente y tu salud emocional. Después de tantos días de chimenea y sofá con nuestros familiares y amigos, sé que pensar en ir al gimnasio o salir a correr por la naturaleza es lo último que tienes en mente. Pero  hacer unos minutos de ejercicio diarios te hará sentir mucho más feliz y optimista, con más fuerzas para ser responsable y cumplir tus propósitos de volver a retomar tu estilo de vida saludable.

*En la imagen, tes de Tegust.com, en colaboración con Carla Zaplana. Infusiones y tes naturales y ecológicas, con fórmulas creadas con superfoods y ingredientes ecológicos, respetando la naturaleza y nacidas para favorecer el equilibrio y bienestar.

(1) Fuente: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/6402915 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *