Tarta de remolacha y boniato con cobertura de anacardos

Por @thenourishedpianist

En la temporada otoñal, el alimento estrella en mi cocina es el boniato, ya sea asado, al horno, en cremas, postres o platos salados. Y hoy, para celebrar la llegada del otoño os traigo una receta en la que el boniato y la remolacha son los ingredientes estrella. Se trata de una tarta saludable sin azúcares añadidos, y que puedes hacer para celebrar una ocasión especial o cada fin de semana cuando te apetezca un poco de pastelería.

INGREDIENTES

BASE DE BONIATO Y REMOLACHA:

  • 500 gramos de boniato asado o cocido.
  • 2 remolachas pequeñas cocidas.
  • ¼ de taza de harina de coco
  • ¼ de taza de harina de trigo sarraceno ( también puedes usar harina de avena)
  • ¼ de taza de leche de coco
  • 50 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de azúcar de coco o miel (omitir si no quieres añadir ningún endulzante)
  • 5 huevos medianos
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • ½ cucharadita de cardamomo en polvo ( puedes usar vainilla si no tienes cardamomo)
  • Una pizca de sal

COBERTURA DE ANACARDOS

  • 50 gramos de anacardos (remojados por la noche o 15 minutos en agua caliente)
  • 50 gramos de aceite de coco derretido
  • ¼ taza de leche de coco (caliente)
  • 1 plátano maduro
  • 1 cucharada de maca en polvo ( opcional)
  • 2 cucharadas de remolacha en polvo
  • 1 cucharada de azúcar de coco o miel ( omitir si no quieres añadir ningún endulzante)

MÉTODO
1. Pelamos los boniatos y colocamos en una batidora. Añadimos el resto de ingredientes húmedos y batimos hasta lograr una mezcla homogénea.
2. En un bol, echamos las harinas y el resto de ingredientes secos. Mezclamos bien sin dejar ningún grumo (puedes tamizar previamente las harinas para un mejor resultado)
3. Añadimos la mezcla de la batidora al bol donde se encuentran las harinas. Incorporamos poco a poco y sin dejar de remover con una espátula.
4. Una vez estén integrados todos los ingredientes, precalentamos el horno a 200° durante 10 minutos.
5. Engrasamos un molde redondo y vertemos la masa.
6. Horneamos durante 60 minutos a 180° en la posición central, con calor arriba y abajo.
7. Preparamos la cobertura colocando todos los ingredientes menos el polvo de remolacha en la batidora.
8. Una vez tenemos la mezcla, separamos en dos bol. A uno de ellos añadimos el polvo de remolacha y mezclamos.
9. Cuando termine de hornearse la tarta, dejamos que se enfría durante media hora.
10. A continuación, decoramos con la cobertura sin remolacha y luego añadimos la cobertura con remolacha solo por la mitad de la tarta para obtener ese efecto de color degradado.

Y ya solo queda que te animes a probar esta delicia y la compartas con tus amigos y familiares. Es perfecta para acompañar un  café o té calentito después de comer  y disfrutar con una  buena conversación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *