5 ideas para celebrar un Halloween sostenible y con un reciclaje de miedo

Por @geograpics

¡Se acerca Halloween! Y hemos pensado que algunas de vosotras quizá lo aprovechéis para invitar a vuestros amigos a casa, tallar calabazas, contar historias, cenar juntos y ver las pelis de miedo que más os gustan. Os dejamos algunos consejos para preparar el evento:

1. Los preparativos El primer paso para celebrar una fiesta es crear las invitaciones. Te proponemos hacerlas de manera digital y mandarlas por WhatsApp, sin necesidad de utilizar tinta y papel. Si no tienes ningún programa de diseño puedes crear tus invitaciones fácilmente con aplicaciones gratuitas como Canva. 

No te compliques con los adornos y hazlos tú misma con materiales que tengas por casa. Puedes dibujar motivos de Halloween en botes de cristal que tengas en el reciclaje y ponerles una vela dentro, utilizar las bombillas led de casa para crear ambiente (cambiando su color si son graduables o bien colocando una tela naranja o roja por encima de la lámpara) y, lo más importante de todo: ¡utiliza las calabazas!

No hay necesidad de comprar calabazas de plástico cuando el principal adorno de la fiesta lo puedes encontrar en la verdulería. 

2. El disfraz Antes de comprarte uno, prueba lo siguiente:

  • Pregunta a tus amigos, seguro que tienen algún disfraz en casa que ya no usan y puedes reutilizar. 
  • Visita una tienda de segunda mano, suelen tener de todo un poco y seguro que sales con alguna idea para tu disfraz. 
  • Utiliza ropa que ya tengas por casa: una falda negra con una camiseta a rayas puede ser la base para un disfraz de bruja, solo tendrás que comprar (o hacerte) un sobrero y ponerte unas medias de color. 

3. La mesa Sabemos que al hacer una fiesta da miedo pensar en todo lo que habrá para fregar después y la idea de comprar platos y vasos desechables se va haciendo cada vez más suculenta en nuestra cabeza. ¡Resiste a ella! Podéis hacer turnos para limpiar y, además, tu mesa quedará mucho más bonita y los invitados comerán más a gusto. 

Si sois muchos y la vajilla no es una opción, opta por platos y vasos de papel reciclado y huye del plástico. 

4. La comida Si optas por decorar con calabazas y las vas a vaciar para colocar una vela dentro, utiliza el relleno para tus recetas, así aprovecharás la comida y podrás preparar platos sanos que no hagan que tu estómago se arrepienta de la fiesta. 

Calcula bien la comida para que no sobre mucho. Sabemos que el mayor temor al dar una fiesta es que falte comida, pero que ese temor no te lleve a hacer demasiada. Si sobra, repártela a los invitados para comerla entre todos al día siguiente. 

5. Reciclaje Si has llegado hasta aquí, no puedes fallar al final. Pon distintos cubos para que los invitados separen la basura durante la noche y avísales al entrar para que no se equivoquen. 

Revisa la decoración y guarda todo lo que puedas reutilizar en otra ocasión. Así, cada año tendrás más decoraciones hechas por ti y tu fiesta quedará cada vez mejor. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *