El retiro cotidiano

Processed with VSCO with a4 preset

Por @viviendoconv

Una buena amiga me mostró el camino hacia el retiro cotidiano, ese que se hace en el día a día en la calidez del hogar. En los últimos años he podido comprobar como si escucho mis necesidades internas hay etapas en mi vida en las que necesito más momentos de silencio, conexión, descanso y meditación. Durante un tiempo no aceptaba este ‘estado’ de no ser siempre una persona alegre, bromista o activa. Ahí la importancia de la autoaceptación.

Si nosotras no validamos nuestras emociones convertimos nuestra vida en una lucha constante contra lo que sentimos. Estos momentos de introspección son realmente maravillosos y necesarios.

LO QUE APRENDÍ DEL RETIRO COTIDIANO

  • A liberarme de aquello que se espera de mí
  • Escuchar mis necesidades internas
  • Tomar tiempo para mí
  • Disfrutar del silencio
  • Conectarme con la mujer que soy en ese momento
  • Descansar
  • Identificar los patrones de mi rutina que no me hacen bien
  • Comunicar mis necesidades a las personas con las que convivo
  • Aparcar el exceso de perfeccionismo
  • Traer más compasión hacia mí misma y por lo tanto, hacia los demás
  • Reducir el uso de las redes sociales

LA PRÁCTICA En ocasiones, nuestra vida va tan rápido que nos resulta imposible pensar en que existe la posibilidad que conectar en nuestro día a día. Creo que la clave está en si de verdad necesitas ese encuentro contigo misma. Si es así, no tendrás que buscar el espacio ya que cualquier momento se convierte en una oportunidad. A diferencia de otros retiros, el retiro cotidiano es ilimitado. Por otro lado, no se trata de vivir apartada del mundo, se trata de aceptar que necesito un espacio de silencio, reflexión y descanso y esto, es perfectamente compatible con nuestro día a día.

A veces, sentimos que tomarnos ese espacio diario de algún modo es una actitud egoísta. Nada más lejos de la realidad. No hay mayor regalo que compartir tu felicidad con las personas que amas. Las personas que te quieren desean verte bien, desean tu salud y plenitud. No estamos quitando tiempo de estar con ellos, estamos aumentando la calidad de nuestros encuentros y convivencia. Tomar tiempo para ti va a llenarte de energía y te ayudará a conectarte profundamente con tu serenidad. Desde ahí, las relaciones con tus hijos, pareja, compañeras y personas que te rodean fluyen

RUTINAS QUE HE INCORPORADO EN MI RETIRO COTIDIANO

  • Contemplación y silencio. Me encanta hacerlo en la naturaleza pero para ser honestas, si como yo vives en la ciudad, en el día a día puede resultar complicado. Aprovecho los momentos en los que voy en el bus, cuando paseo de camino al trabajo y cada día me siento unos minutos en casa cerca de una ventana en postura de meditación y contemplo el cielo. Probablemente hasta hace no mucho en esos momentos estaba mirando la pantalla del teléfono y con un ritmo frenético de pensamientos en mi cabeza. La contemplación me ayuda a despejar la mente y conectar con mi espíritu.
  • Libros. Me encanta leer y aunque es un hábito que nunca había dejado del todo, en este momento busco más encuentros y elijo lecturas que me inspiren y apoyen en este proceso. Te recomiendo cualquiera de los libros de Miranda Grey. Meditación y técnicas de respiración.
  • Yoga.
  • Infusiones y plantas medicinales. El mundo de las plantas medicinales me resulta fascinante. Las infusiones y sus distintos aromas me conectan con mi momento de recogimiento relajándome al final del día. Una de mis favoritas es la infusión de equinacea, esta planta además de contar con otras propiedades es un antibiótico natural y equilibra tu sistema inmune.
  • Aceites esenciales.
  • Escritura, Pintura o cualquier actitividad en la que CREES. En el proceso de creación dejamos que nuestra mente se relaje y hable nuestro espíritu. En el idioma balinés no existe la palabra creatividad. La creatividad en realidad es algo innato en todos los seres y es nuestra mente la que cataloga como correcto o incorrecto y limita el proceso creativo.¿Cómo sería crear escuchando sólo lo que tu espíritu quiere expresar al mundo?
  • Espacio. El espacio que creamos para nosotras es un apoyo en nuestra práctica espiritual. Tener un lugar físico nos ayuda a estar conectadas y recordar esa dimensión tan importante de nuestra vida, como es la espiritual, en el día a día. Para crearlo no hay reglas. Es importante que todo aquello que coloques en tu espacio sea significativo, tenga buena energía y te conecte con el amor.

ALGUNAS IDEAS SOBRE QUÉ PUEDES COLOCAR EN TU ESPACIO

  • Cristales y minerales.
  • Elementos de la naturaleza
  • Plantas
  • Esencias o difusor Incienso
  • Cartas con mensajes positivos
  • Velas
  • Flores
  • Un libro que te sirva como guía
  • Arte

Espero que estas herramientas te acompañen en tu camino.

Con cariño, Tamara Maestra de Yoga y Meditación y Creadora de @viviendoconv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *