10 pasos para reducir en cosméticos y productos de higiene personal y sobrevivir en el s.XXI

residuo cero en cosmetica

En todos los ámbitos del hogar, de nuestra ropa y de cuidado personal, podemos generar menos residuos. Hoy os presentamos alternativas enfocadas al consumo de envases de cosmética que hacemos en el baño. ¿No te gustaría tener unos cajones ordenados y sin tantos envases? Es posible, solo hay que tener ganas y ponerse a ello.

1. Evita todas las botellas de plástico que puedas: no cojas ni consumas las botellitas que te dan en los hoteles, ni te las lleves para casa. Cuando viajes, llévate tu champú sólido y no consumas champús de un solo uso.

2. Consume productos naturales y hechos a mano: hace unos días desde Beauty Changers nos daban consejos para llevar una rutina facial saludable para el verano: busca productos libres de parabenos y que no contaminen el medio ambiente.

3. Haz tus propias recetas de cosmética natural: el vinagre es una opción que nos servirá como acondicionador, el bicarbonato de sodio con argila nos servirá de exfoliante, el aguacate puede ser una mascarilla perfecta para el pelo, el jabón sólido lo podemos hacer nosotras mismas… Existen alternativas con productos que solemos tener ya en casa. Te animamos a probar recetas de cosmética natural que sepas 100% lo que llevan. Y además te ahorrarás muchos envases, espacio y dinero.

4. En la medida de lo posible, compra los productos que tengas que comprar a granel. Cada vez hay más alternativas para comprar jabones, detergentes y otros productos a granel.

5. Utiliza toallitas desmaquillantes reutilizables hechas de algodón orgánico que puedes hacer a partir de ropa vieja que vayas a tirar. (Te invitamos a leer nuestro artículo sobre toallitas desmaquillantes sostenibles).

6. Para limpiar la mampara de la ducha o el espejo, puedes utilizar un calcetín viejo con agua y jabón.

7. Si en tu casa tarda a salir el agua caliente, puedes recoger el agua que sale primero en un cubo y aprovecharla para regar las plantas.

8. Cierra el agua mientras te enjuagues y mientras tu mascarilla en el pelo hace efecto: en realidad si lo organizas bien, todo encaja 🙂

9. Utiliza un regulador para calcular el tiempo que pasas en la ducha (2 minutos es suficiente!), y un termostato para calcular la temperatura del agua: que no pase de 45ºC!

10. Utiliza cepillos de dientes de bambú y ordena el espacio en el baño para cada miembro de la familia: ordena los productos por el orden en que los vayas a utilizar, y pon un colgador para no dejar la ropa tirada por el baño y mantener siempre un espacio agradable, ordenado y limpio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *