5 razones por las que los baños de bosque son la mejor medicina

caleb-woods-451942-unsplash (1)

Por Anna Boschdemont.

Siguiendo con la idea de que no hace falta viajar lejos para reencontrar el bienestar, hoy hablamos de una actividad relacionada con el slow travel muy fácil de llevar a cabo que nos ayuda a recuperar el equilibrio. Es gratis y está al alcance de todo el mundo. Se trata de los baños de bosque, una terapia de origen japonés (denominada originalmente shinrin-yoku) que consiste en pasear por el bosque y absorberlo con los cinco sentidos con la finalidad de potenciar el sistema inmune y, por lo tanto, prevenir o tratar enfermedades relacionadas con la hormona del estrés.

El inmunólogo Dr. Quing Li lleva años investigando sobre los baños de bosque, de los que afirma que son una medicina para la humanidad por su gran efecto terapéutico. En su libro El poder del bosque (lectura muy recomendada) puedes descubrir más acerca de esta ciencia. Mientras tanto, te ofrecemos una pequeña introducción al shinrin-yoku para contarte cómo ponerlo en práctica y para qué deberías probarlo cuanto antes.

1. Para controlar la agresividad. Imagínate rodeado de árboles, oyendo el cantar de los pájaros o el sonido de un arroyo, oliendo la humedad de la tierra y disfrutando de la conexión con la naturaleza: ¿a que no tardarías mucho en sentirte relajado? En realidad, los baños de bosque están muy ligados al mindfulness del que ya hemos hablado en otros artículos y que es un pilar importante de la filosofía del slow travel. Estar en el aquí y el ahora, absorbiendo el presente, reduce la tensión que nos provoca la sobreestimulación de la vida urbana, las prisas y el exceso de contacto con la tecnología.

2. Para reducir el estrés. Relacionado con lo anterior, los baños de bosque ayudan, asimismo, a reducir el estrés y la ansiedad. Es más, tienen también un efecto antidepresivo, como ha demostrado un estudio de la Universidad de Bristol. ¿Cómo se produce la magia? El secreto está en los fitoncidas, unos aceites naturales que se encuentran en los árboles y que percibimos a través del olfato, y también en la bacteria mycobacterium vaccae, que mejora el sistema inmunológico aumentando la energía.

3. Para mejorar la memoria y la concentración. La memoria a corto plazo mejora un 20% con los baños de bosque, como ha concluido otro estudio. Así que ya sabes: ponte ropa cómoda, deja el móvil en casa y sal a pasear entre árboles. La técnica funciona en cualquier bosque, también en parques y jardines urbanos, aunque es preferible que la vegetación sea frondosa, con árboles grandes y viejos. El shinrin-yoku es, también, una forma más de apostar por la sostenibilidad: algunos expertos afirman que es más beneficioso caminar unos 5 km por el bosque que acudir al gimnasio.

4. Para reducir la tensión arterial y el azúcar en sangre. Los beneficios más patentes de los baños de bosque son los relacionados con la salud cardiovascular, como la reducción de la tensión arterial y del nivel de azúcar en sangre. A su vez, al aumentar la producción de células NK y de proteínas anticancerígenas, disminuye el riesgo de padecer enfermedades graves como el cáncer.

5. Para ser más felices. En definitiva, regresar a la naturaleza es una sencilla receta para estar más sanos y ser más felices. Como hemos visto, se trata de una terapia que nos aporta bienestar holístico de una forma relativamente fácil. Ya sea un retiro de unos días o un paseo por el parque de vez en cuando, ¡los árboles te llaman!

One thought on “5 razones por las que los baños de bosque son la mejor medicina

  1. Manuela de Ríos Zurdo

    Es un artículo precioso para que aquellos que lean esta información por primera vez se animen a pasar por la experiencia de vivir el bosque y la naturaleza en comunión y comunicación con el ser humano. ¿Tomamos un shinrin-yoku?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *