Conocemos a… Lefrik, accesorios hechos de plástico PET

ECO_SOLAPA_SMALL_OLIVE_reducida

Lefrik es un proyecto que nace en Madrid de la mano de David y Curra. Un proyecto de accesorios (bolsas, mochilas, accesorios de viaje, bolsas para la bici…) hechos a partir de botellas de plástico recicladas. Hemos hablado con ellos para que os cuenten el proyecto con sus propias palabras:

Empezamos por el principio, ¿a quién encontramos detrás de Lefrik? Contadnos un poco acerca de vosotros.  Lefrik nace de la idea de dos personas, David Ruiz de Andrés, empresario e inversor que además de Lefrik, ha creado otras empresas de éxito en otros sectores y Curra Rotondo con amplia experiencia en el mundo de la moda.

¿Cómo salió la idea de crear este proyecto? Entre los dos decidimos crear una marca de accesorios inspirada en la estética urbana y comprometida con el medioambiente, ofreciendo un producto práctico, duradero y bonito.

Los productos de Lefrik están hechos con poliéster reciclado. El poliéster virgen que se usa de forma indiscriminada en el mundo de la moda está hecho con petróleo, pero también se puede hacer a partir de botellas de plástico PET. Nosotros desde el principio apostamos por hacerlo de forma ecológica usando botellas de plástico PET recicladas.

¿Cuántas personas trabajan actualmente en Lefrik? En Lefrik somos actualmente 6 personas en plantilla. Somos un equipo joven y muy comprometido, todos participamos en todos los procesos y seguimos la misma filosofía.

Lefrik es una marca sencilla y accesible, sin pretensiones. Trabajamos para ofrecer un producto práctico, duradero y bonito, que a la gente le guste y quiera llevar a diario y en sus viajes.

ACurra y Karina

Contadnos acerca del proceso de creación: ¿cuáles son las etapas que se siguen desde que se diseña o se tiene la primera idea del producto, hasta que se hace realidad? El diseño se realiza en nuestras oficinas de Madrid y trabajamos con 2 fábricas, la del tejido y la de producción.

Para la elaboración del tejido el proceso empieza en los contenedores amarillos. Las botellas que han sido recicladas viajan a una planta de reciclaje donde se clasifican, limpian y trituran. Los pequeños trozos de plástico se funden en un líquido uniforme y tras un proceso mecánico, se convierten en nuevo polímero llamado R-PET.  Posteriormente, se manipula para obtener el hilo reciclado que se utiliza para hacer los tejidos.

Una vez acabado el tejido lo llevamos a nuestra fábrica de producción donde se cose el producto hasta llegar al resultado final.

¿Toda la producción se hace en España? En España diseñamos el producto y controlamos todo el proceso de producción, pero tanto la fábrica del tejido, como la del producto están en China, porque es allí donde se encuentran las mejores técnicas de reciclado de botellas de plástico en poliéster para uso textil.

Desde Lefrik, estamos en contacto directo con ambas fábricas y hacemos visitas periódicas para controlar que todo se está haciendo bajo los estándares de calidad y siguiendo un código ético de conducta en cuanto a las condiciones laborables de los trabajadores.

¿Cómo se consiguen los distintos colores de vuestros productos? ¿Os encontráis con alguna limitación para conseguir el teñido? Por el momento no hemos encontrado ninguna limitación, el proceso de teñido se hace sin utilizar químicos dañinos siguiendo los estándares de Oeko-Tex.

Cuando oímos hablar del poliéster solemos pensar en algo perjudicial, sin embargo, aquí hablamos de poliéster reciclado. ¿Por qué decidisteis trabajar con este material para crear vuestros productos? ¿Qué lo hace mejor que otros materiales? El poliéster virgen que se usa en el sector moda usa gran parte del PET que se extrae del petróleo en el mundo, incluso más del que se usa para hacer las botellas de agua y refresco. Lo que significa que gran parte de los residuos plásticos son textiles.

Además, utilizando poliéster reciclado, no solo contribuyes a reducir el nivel de basura plástica del planeta: en su producción, se usa un 90% menos de agua, se consume menos energía y se emiten menos gases que en la producción de poliéster virgen.

Teniendo la posibilidad de aprovechar la basura como materia prima y dejar de consumir indiscriminadamente mas recursos naturales creo que la elección fue clara.

Aunque se trate de poliéster reciclado no deja de ser un material que antes ha tenido otra vida en forma de botella de plástico: ¿no sería mejor luchar para eliminar las botellas de plástico y no tener que pensar en su reciclaje posterior? Por supuesto, desde Lefrik siempre apoyamos la reducción de plásticos de un solo uso, como las botellas de plástico, pero desgraciadamente, es todavía una práctica demasiado extendida y queda mucho por hacer hasta que desaparezcan definitivamente. Por ello, vemos importante alargar la vida de los residuos plásticos ofreciendo productos útiles y duraderos, al mismo tiempo que motivamos y promovemos el zero waste.

¿Qué significa “Lefrik”? En realidad, no significa nada, es un nombre que nos gusto por resulta corto y fácil de pronunciar.

Y por último, ¿cuál es vuestro mantra para el futuro? More trees, less plastic. Por un mundo donde la naturaleza gane a la basura y no al revés.

_K4_6181 (reducida)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *