5 consejos para ser un buen viajero slow

Por Anna Boschdemont.

¿Alguna vez has vuelto de vacaciones más cansado que cuando te fuiste? Todos hemos caído alguna vez en este error de juventud: pensar que tienes que ver todo lo que dice la Lonely Planet, madrugando más que cuando trabajas y llenándote los días con actividades como si se acabara el mundo. Por suerte, en algún punto te has parado a pensar en ello y has recapacitado: “¿Pero no quería irme de viaje para recargar pilas? ¿Por qué estoy haciendo todo lo contrario?”. Y en este pequeño momento de iluminación, cuando tomas consciencia de tu objetivo, todo empieza a cambiar.  

Ahora que ya sabes cuáles son los beneficios de viajar lentamente, renuncias a tomarte el viaje como si fuera una competición y te niegas a hacer jornadas maratonianas recorriendo hasta el último rincón de tu destino. Decides adoptar, estés donde estés, la actitud de los slow travellers: en pocas palabras, se trata de hacer menos cosas, pero mejores. ¿Necesitas ejemplos prácticos? Aquí van cinco consejos sobre cómo puedes ser un buen viajero slow.

1. Pon el freno. Hemos quedado en que llevar un ritmo frenético estando de viaje no es lo que buscamos. En vez de eso, un buen slow traveller prefiere ir sin prisas, alejarse de los sitios turísticos y tener experiencias más profundas y enriquecedoras, si es posible en contacto con los lugareños. No hay nada de malo en dejar cosas por ver “para la próxima vez”. En el caso de destinos más remotos donde posiblemente no vayas a volver, intenta buscar el equilibrio entre visitar las atracciones principales del lugar y disfrutar de experiencias culturales más íntimas.

2. Aprendre a fluir. Guarda la agenda (y si puedes, el móvil también). Limítate a planificar lo justo y necesario, priorizando tu descanso. Levántate sin despertador, desayuna sin prisas y simplemente sal a dar una vuelta para ver qué te encuentras. Guíate por la intuición y deja que las cosas surjan. ¿Que topas con una cafetería local monísima? Pues siéntate en la terraza a tomarte algo. ¿Que ves un cartel anunciando un concierto para esa misma noche? Ya tienes plan para después de cenar. Improvisar es una buena manera de aprender que no tener el control de la situación es mejor de lo que pensamos.

3. Apuesta por la sostenibilidad. El movimiento slow, en todos sus ámbitos, está estrechamente ligado con la sostenibilidad. Por eso, es importante que contribuyas a cuidar el planeta con las famosas tres erres: reducir, reciclar y reutilizar. ¿Cómo se aplica esto a un viaje? Con simples prácticas como llevar una botella reutilizable en la bolsa, moverse en transporte público o comprar en los pequeños establecimientos de toda la vida. Yendo más allá, también puedes escoger un hotel que apueste por la sostenibilidad con programas de reciclaje y reducción de residuos, como los Westin.

4. Interactúa con la comunidad local. Lejos de los tours organizados que te llevan a visitar cuatro ciudades europeas en una semana, están los destinos menos turísticos donde poder deshacerte del estrés y ver de verdad cómo viven los locales. Opta por alquilar un apartamento en Airbnb o por hacer un intercambio de casas: seguramente no tendrás la suerte de encontrarte con Jude Law como en la película Vacaciones (The Holiday), pero de ilusiones también se vive. Quizás puedes participar en un curso de cocina típica como los de WithLocals: acudirás al mercado a comprar los ingredientes con tu guía local y acabarás pasando una velada magnífica entre fogones.

5. Practica el mindfulnessSi hay algo que prioriza un slow traveller es tiempo para no hacer nada, tiempo para ver la vida pasar. Cuando salgas a dar tu paseo improvisado, siéntate en un banco y observa a la gente de la calle. Eso que en inglés se llama people watching es una buena terapia de mindfulness. Recrearse en el momento presente, estar en el aquí y ahora con atención plena, te ayudará a liberarte del estrés y, al mismo tiempo, profundizarás en el conocimiento de la cultura local.

slow travel consejos viajar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *