Fibras naturales y sintéticas: la industria del algodón y lo que le rodea

algodon fibra natural y fibra sintetica

La demanda de fibras textiles crece cada año, con las producciones masivas que demandan las compañías de fast fashion, generando una necesidad innecesaria al consumidor. A día de hoy son dos las fibras textiles que dominan el mercado: el algodón y el poliéster. El poliéster ha llegado a superar la industria del algodón, doblado su producción en los últimos 15 años. Por otro lado, la gran demanda de algodón y fibra celulosa (fibra manufacturada pero extraída del algodón, y por lo tanto, no natural) han contribuido a que la industria de la producción de algodón se vea altamente afectada por una demanda cada vez más exigente.

Aunque de forma inmediata solemos asociar “fibras naturales” a unas buenas prácticas éticas y responsables, y “fibras sintéticas” a unas fibras perjudiciales, tenemos que ir con cuidado con esta afirmación: si bien es cierto que las fibras sintéticas o manufacturadas sufren un proceso de transformación de los materiales que conlleva contaminación, gasto energético, y en consecuencia, dañan la salud de las personas, las fibras naturales tampoco quedan fuera de juego.

Por otro lado, la gran demanda de algodón ha convertido esta fibra natural en una industria que a día de hoy contamina, usa pesticidas para la plantación del algodón para poder asegurar más cantidad, y revierte en impactos negativos en el medioambiente y consumo y contaminación del agua. 

Mientras que la producción de algodón consume mucha más agua en su producción, el poliéster consume el doble de energía que el algodón. Así que cada fibra, tiene sus pros y contras. Es curioso ver, por ejemplo, que el área de plantación de algodón no ha cambiado significativamente en los últimos 100 años, pero son sus niveles de producción los que se han visto afectados. Esto conlleva que con prácticamente el mismo espacio, la cantidad de cultivo tenga que ser muy superior, y en consecuencia se usen pesticidas o fertilizantes para su cultivo. Además, debido a las pocas infraestructuras de quienes cultivan el algodón, se estima que un 60% del consumo de agua se pierde antes de la irrigación.

¿Cuáles son las fibras naturales y cuáles las sintéticas? Te lo contamos a continuación:

  • Las fibras naturales son el algodón, la lana y la seda, principalmente. Dentro de las fibras naturales encontramos las de origen vegetal (como el algodón, el lino, el cáñamo o el yute),  y las de origen animal (lana, seda, cashmere, mohair).
  • Las fibras manufacturadas, se dividen en dos: las que provienen de polímeros naturales vegetales y animales (como las celuolosas: lyocell, viscosas, modal…) , el poliéster biodegradable, las fibras de proteína regenerada (soja o caseína) y las que provienen de polímeros sintéticos. Dentro de este segundo grupo encontramos el poliéster, el nylon, el acrílico, o la fibra Triexta.

En Europa, se estima que se consumen unos 20Kg de ropa por persona anualmente, si sumamos la ropa de vestir y la ropa de casa. Un consumo excesivo y desmesurado que tiene repercusiones en todos los pasos de la cadena: desde la demanda del algodón cada vez más alta, a los residuos que generamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *