Conocemos a… Sònia Flotats, fundadora de SoGoodSoCute

sonia-flotats-sogoodsocute-moda-sostenible

Hoy conocemos a Sònia Flotats, fundadora de SoGoodsoCute, un blog de moda sostenible que lanzó en 2013. Además, Sònia fue una de las fundadoras de la Asociación de Moda Sostenible Barcelona, y su implicación con el mundo de la moda y su ética la han acompañado siempre. Os dejamos con sus palabras:

Sònia, ¿cómo te definirías en tres palabras? Diría que soy responsable, muy curiosa y bastante empática.

Desde 2013 has compartido reflexiones e información de moda sostenible en tu blog SoGoodSoCute, este año le quieres dar una vuelta: ¿cuál es tu experiencia al ser una de las primeras “bloggers” de moda sostenible o la primera en Barcelona?  Cuando empecé con el blog había muy poca información en internet acerca de la moda sostenible. Ese fue el motivo por el que empecé, y escribir en el blog se convirtió en una práctica divertida que resultó ser útil para mucha gente. A lo largo de estos años han ido apareciendo proyectos nuevos muy interesantes sobre tendencias y moda sostenible, lo que es muy positivo, pero hizo que quisiera darle una vuelta a lo que era Sogoodsocute. Quizás ahora es el momento de hacer algo diferente: tengo muchas ganas de darle un giro pero primero quiero saber el qué y cómo.

¿Cómo es tu día a día o cómo compaginas la maternidad con las charlas, desfiles, formaciones…? Cuéntanos un día de tu vida. Desde que he sido madre mis prioridades han cambiado. Creo que soy una persona muy responsable y curiosa, siempre he estado metida en muchas asociaciones, y por ejemplo con otras personas formamos la Asociación de Moda Sostenible Barcelona, la primera que existió en el Estado y creo que en Europa. Tanto mi pareja y yo éramos autónomos así que fue una época de mucho trabajo. Ahora la situación es diferente, está claro que la maternidad te ocupa tiempo, aunque creo que siempre puedes hacerlo todo. Simplemente tus prioridades cambian, y ahora prefiero estar con el pequeño de la casa que hacer otras cosas. ¡Con mi pareja tenemos un Google Calendar donde apuntamos todo para repartirnos el tiempo al 50/50 con el pequeño!

“Gran parte de la responsabilidad acerca de la moda sostenible o la compra de productos éticos la tiene el consumidor”. ¿Estás de acuerdo con esta afirmación? ¿Hasta qué punto las marcas son responsables del consumo de fast fashion actual o lo es el cliente? El consumidor, naturalmente, tiene gran parte de culpa, pero no le quitemos responsabilidad a las marcas. Esto es como con el tema de las hipotecas, quizás la responsabilidad era de la gente que pidió hipotecas al banco cuando sabía que no las podría pagar, pero ¿no es también es responsable el banco que sabía que nunca las podrían pagar? Ya no las tendrían que haber ofrecido. Con la moda pasa lo mismo: las grandes marcas nos llenan la cabeza de mensajes, y es muy difícil en la sociedad donde vivimos resistirse a estos mensajes. Yo vivo en el centro de Barcelona y soy consciente de la dificultad que supone resistirse a estas marcas. También creo que en la escuela se debería informar y formar sobre estos temas mucho más, en casa, en todos los ámbitos. Todos tenemos responsabilidad, y se deberían tratar mucho más estos temas para que los ciudadanos podamos ser más responsables y tomemos consciencia.

Las grandes firmas de fast fashion tampoco quieren quedarse fuera de la liga de la sostenibilidad. ¿Crees que es posible que firmas como HM o Inditex puedan llegar a ser sostenibles? No. nunca serán sostenibles de forma “ambiental y social”. Socialmente quizás podrían serlo, porque “solo” (entre muchas comillas) se trataría que nos asegurasen que quien interviene en toda la cadena de producción de la prenda ha sido tratado de forma justa. A nivel ambiental es difícil: una cadena de este estilo supone una gran producción y a gran velocidad. No pueden ser sostenibles por el modelo de empresa que son.

¿Qué ha cambiado en estos años acerca de la moda sostenible? ¿Crees que hay una mayor preocupación a día de hoy o estamos más preparados o informados para el cambio?  Sí, a día de hoy han aparecido muchos más canales informativos sobre este tema, ahora demandamos más información, y es por este motivo también las grandes marcas sacan sus colecciones de moda sostenible. Todo va ligado. No sé si estamos preparados para el cambio. Os pongo un ejemplo: el otro día me llegó un comentario en el blog que me hizo reflexionar: el comentario era un comentario positivo acerca de comprar en outlets, de una lectora que comentaba que ahora compraba en outlets como forma de consumir moda sostenible. Aquí vi que aunque la gente está mucho más formada, falta mucha cultura de la sostenibilidad. Comprar en outlets solo es una forma de vender la misma ropa de forma aún más barata, una estrategia de las grandes marcas para ponernos la misma ropa más cerca de nuestro alcance y que la podemos consumir con más facilidad. Esto no es ser sostenibles. La administración pública, a los medios de comunicación, y las escuelas, deberían proporcionarnos mucha más información al respeto.

Moda sostenible para los millennials: ¿una moda pasajera o una preocupación real? Quiero pensar que las nuevas generaciones están más sensibilizadas de verdad, es cierto que viven en un planeta muy distinto del qué vivimos nosotros cuando éramos adolescentes, cuando sólo habíamos oído hablar del cambio climático de forma muy lejana. Hoy en día se crece con más conciencia de esta realidad.

En tu último post en el blog dices sentirte decepcionada con una cara de la moda sostenible que no es transparente como te esperabas. ¿A qué te refieres? Cuéntanos. (ríe) Me he encontrado con varias personas que tienen modelos de negocio enfocados a la moda sostenible o hablan de sostenibilidad, pero su día a día, su forma de trabajar y modelos de negocio no son nada sostenibles ni responsables. No puedes vender una cosa y predicar otra y este el comportamiento de ciertas personas muy influyentes en el sector: para mi la moda sostenible no es un negocio, hago esto solo porque me gusta, y no quiero ver gente que hace negocio de forma irresponsable.

Cada vez vemos que las marcas pequeñas están más preparadas para trabajar con materiales sostenibles, avances tecnológicos, asumir un sistema de producción circular,… Algo de lo que los grandes gigantes de la moda aun están lejos: ¿Cómo ves el futuro de la moda sostenible? Veo que es una oferta que convivirá: una moda sostenible con una moda no sostenible, algo que vemos también cada vez más en la alimentación, donde cada vez es más grande el comercio de productos ecológicos. A menor escala, creo que pasará lo mismo: convivirán ambos productos, la gente tomará conciencia y decidirá invertir en ropa ecológica como ahora invertimos en una hamburguesa de mejor calidad o de carne ecológica y nos parece una práctica cada vez más habitual.

¿Qué marcas serían un ejemplo de buenas prácticas a nivel ético y sostenible en tu opinión? Muchas… ¡podéis mirar en mi blog! Todas las que os recomiendo allí son un buen ejemplo.

¿Vintage o moda de proximidad? Una combinación de todo. Aunque aquí me faltaría incluir la moda ecológica en sí. Son precisamente los tres elementos de los que hablo en el “Decálogo de la Moda Sostenible” que publiqué en el blog. Creo que la situación ideal es una combinación de los tres elementos y de consumir menos ropa en general.

Tu mantra (de la sostenibilidad) para este 2018 es… Seguirme tomando la sostenibilidad como algo imprescindible en la vida pero algo divertido: no tiene que ser una carga. Si te lo tomas como algo demasiado serio, le acabas cogiendo aversión. Nos lo tenemos que tomar como un reto e ir paso a paso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *