Las prendas que la piel quiere

Processed with VSCO with al5 preset

Por @pielsanaincorporesano

Nuestra piel nos acompaña allá donde vayamos, y eso incluye el momento en el que adquirimos nuevas prendas para vestir. Sin embargo, aunque sea ella la que va a estar en contacto íntimo durante horas con la nueva adquisición, raramente le preguntamos si está conforme con la prenda, el tejido y el color elegido. Los tres puntos principales que consideramos al escoger una nueva prenda son el tejido, el color y la medida. Me dedico al estudio, cuidado y tratamiento de la piel, y creo que hay un consejo dermatológico básico para cada uno éstos tres puntos, los cuales debemos tener en cuenta para que nuestra piel no sufra.

El mejor tejido para nuestra piel, es sin duda el algodón, así que intenta que tus prendas sean de 100% algodón, y si es posible, de algodón orgánico. El algodón orgánico es aquel que es cultivado y crece en campos libres de pesticidas, herbicidas y fertilizantes sintéticos, y es hilado y producido sin químicos tóxicos. Normalmente, este tipo de algodones vienen con un distintivo o un certificado. El algodón es suave y cómodo, hipoalergénico, no irrita la piel y casi nunca causa alergias. El algodón es altamente transpirable, es decir, permite la circulación de aire, dando sensación de frescor en verano, y manteniendo el calor en invierno. En general, nuestra piel tiene una gran tolerancia a otros textiles naturales además del algodón, como el lino y la seda. La lana, a pesar de ser considerada por muchos dentro de la categoría de tejidos naturales, al ser una fibra de origen animal genera mucha intolerancia al contacto con la piel. Evita a toda costa las fibras sintéticas (como el polyester, el nylon, la viscosa y el rayón) ya que en su proceso de elaboración intervienen productos químicos que pueden dañar tu piel y dan lugar a prendas que no permiten que tu piel transpire, pudiendo causar irritaciones e intolerancias.

Una vez elegido el tejido, nos toca el color. Pese a que las fibras de algodón se tiñen y blanquean fácilmente permitiendo crear tejidos de colores vibrantes, te recomiendo que elijas siempre las prendas que especifiquen que no han sido teñidas ni blanqueadas. Y es que, el algodón que solemos encontrar en las tiendas, además de teñido, es blanqueado para lo cual se utilizan compuestos químicos que pueden irritar la piel. Los tintes y los blanqueantes son las sustancias que más frecuentemente inducen alergia por contacto. Algunos ejemplos son el formaldehído y la parafenilendiamina (ésta última se encuentra en el tinte negro, y ocasiona además reacciones cruzadas con el tinte naranja, el rojo y el color azul marino). El algodón debe ser de color natural, es decir, con el que nace de la tierra, que suele ser un blanco roto. Y, por si acaso, lava siempre la ropa antes de usarla. Nunca te pongas prendas de ropa nueva antes de lavarlas, ya que pueden tener restos de químicos que hagan que la piel se te irrite.

Finalmente, elige prendas holgadas. Una prenda ajustada, además de entorpecer la circulación puede ocasionar irritación en la piel y falta de transpiración necesaria para la regulación de la temperatura de nuestro cuerpo. Las marcas en la piel son un indicio de que una prenda nos aprieta demasiado y que debemos evitar.

Ten siempre en cuenta estas tres recomendaciones en el momento de elegir una nueva prenda, y tu piel te lo agradecerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *