Conocemos a… Pedro Catalá, fundador de Twelve Beauty

PedroCatalaTwelveBeauty

Twelve Beauty es una firma de cosmética natural creada por Pedro Catalá. Pedro es farmacéutico, cosmetólogo y fundador ahora de su propia marca de cosmética natural: Twelve Beauty, que ha revolucionado la prensa y las celebrities. Hemos hablado con este valenciano que pone en valor los elementos naturales para el cuidado de nuestra piel. Os lo cuenta él mismo:

Pedro, preséntate a ti mismo, todas nuestras entrevistas empiezan con esta misma pregunta. ¿Cómo te definirías en tres palabras? Entusiasta, tímido y crítico (conmigo mismo)

Te licenciaste en farmacia y trabajaste en botánica antes de empezar con la cosmética: ¿qué te llevó a tomar el camino de la cosmética natural?  Vengo de una zona rural en España donde todo estaba curado con plantas (no tanto hoy en día por desgracia). Recuerdo que los remedios botánicos eran una parte muy importante del espíritu de la comunidad.

La gente usaba flores, semillas, hojas y tallos para tratar dolencias menores como insomnio o problemas digestivos. Nunca olvidaré ver a mi abuela recoger un helecho que colocó dentro de los zapatos de una chica, que estaba muy triste después de romper con su novio. Según mi abuela, tener los pies en contacto con el helecho haría que la chica se sintiera más feliz y olvidara a su ex novio más rápidamente. Todo era tan fascinante, todos nos sentíamos seguros de que todo lo que podías necesitar estaba en nuestras montañas. Mi educación me inspiró a querer comprender mejor los medicamentos y obtener conocimientos científicos, por lo que un título farmacéutico con una fuerte orientación botánica y ecológica era mi combinación ganadora.

Siempre me han atraído los extractos de plantas y sus efectos sobre la piel. Trabajar como farmacéutico en una clínica privada muy prestigiosa en el centro de Londres durante más de diez años y escuchar las preocupaciones de los pacientes me hizo darme cuenta de que era necesario un cuidado de la piel serio con ingredientes compatibles con la delicada composición de la piel sensible y reactiva. En la planta oncológica observé que algunos pacientes no podían ni volver a vestirse ya que la piel quedaba extremadamente seca después de algunos tratamientos. Hablé con el director para ver como podíamos ayudarles y me dijo que me encargara yo, así que preparé un bálsamo corporal. A los pacientes les encantó, de hecho ellos sugirieron el nombre “Rewarding Body Balm” ya que para ellos era una Recompensa Extraordinaria para su piel. Esta rica crema sigue todavía utilizándose en diferentes clínicas en la capital. Los pacientes me animaron a preparar más productos, sobre todo enfocados al cuidado facial. Durante cinco años de investigación, identifiqué doce extractos naturales y orgánicos que creo que son esenciales para mantener la piel más saludable por más tiempo, de ahí el nombre.

Estudiaste en Siena, Italia: no sabíamos que Italia fuera un país pionero en cosmética, ¿podemos decir que Twelve está influenciado por los aires de la Toscana?  Reconozco que es un lugar mágico pero mis motivos de cursar el Máster en Cosmética en Siena fueron solo por motivos prácticos. Además de su excelente reputación, la organización de las clases me permitía compaginar mi trabajo como farmacéutico con los estudios. Italia tiene una grande tradición cosmética y la profesora Cecilia Anselmi, coordinadora del Master es un referente en química cosmética. Me transmitió su entusiasmo y no dudé en continuar mis estudios de doctorado al acabar el máster.

¿Cómo es el proceso de creación de un producto “Twelve Beauty”? Nos gustaría saber cuáles son los pasos desde que se crea la idea del producto, hasta que se produce. Una de las cosas buenas de mi trabajo es el tiempo que paso visitando las tiendas, conociendo y escuchando a los clientes. Ellos son mi inspiración y me ayudan a diseñar productos para mejorar la salud de su piel. Una vez tengo el producto en mente y la fórmula establecida, empieza un largo proceso para verificar la estabilidad del producto que puede incluso durar hasta dos años. La fortuna de no trabajar en una gran estructura de marketing me permite tomar el tiempo necesario para asegurarme que el producto final sea eficaz pero al mismo tiempo seguro.

¿Dónde se hace la producción de los productos? Y los ingredientes, ¿de dónde provienen los ingredientes utilizados? La producción se realiza en mi estudio de producción artesanal en Ondara (Alicante). La mayoría de ingredientes llegan de Suiza, pero también provienen de Italia, Alemania, del Sur de Francia e incluso Brasil. Soy un gran fan de los remedios tradicionales, aunque no suenen muy exóticos se han estudiado por décadas así que sabemos que son seguros.

¿Todos los productos están compuestos de 12 ingredientes? Estos doce ingredientes activos que en mi opinión ayudan a mantener la piel más sana por más tiempo no forman parte de un único producto sino que utilizo diferentes combinaciones entre ellos según el efecto que busco en cada fórmula.  Algunos productos tienen 5 ingredientes, otros llevan muchos más.

Cada producto Twelve parece una joya de la cosmética. ¿Cuál diríais que es el producto estrella? ¿Puedo elegir más de uno? En mi opinión no hay nada en el mercado que se compare con el efecto de la Purifying Cleansing Beauty Cream, más que una limpiadora es un tratamiento en si. El Ideal Moisture Level Serum es un must en make up artists en Reino Unido y al otro lado del charco, y el Hyaluroil Lip Treatment ha tenido cierto revuelo mediático debido a muchas celebrities que han declarado su amor por él.

¿Veremos pronto alguna novedad en la que estéis trabajando de la que nos puedas avanzar algo? Muchas son las ideas y cosas que me gustaría complementar pero sigo en primera persona la producción y la demanda es muy elevada así que no hay por el momento no hay tiempo material para diseñar nuevos productos.

¿Nos podrías recomendar una rutina diaria para el cuidado de la piel?  Lo más importante es escuchar a tu piel, todos somos diferentes así que el mejor producto es el que nos siente bien a la piel  y que seamos constantes en su uso, y por supuesto que esté dentro de nuestro presupuesto para seguir comprándolo y usándolo.

1.Como norma general hemos de darle la importancia a la limpieza. Por piel sana, entendemos una piel hidratada, elástica y con un pH adecuado, para ello hay que limpiarla sin agredir la barrera protectora de la piel, las mejores fórmulas para ello son las leches limpiadoras, aceites y bálsamos, y los mejores ingredientes son aceites que pertenecen a esta barrera como por ejemplo, escualeno vegetal, colesterol y ceras. El llamado aceite de jojoba desde el punto de vista químico es una cera en estado líquido, y es altamente compatible con la composición de la piel.

2.Después de la limpieza, sobre todo si utilizamos un producto que produzca espuma, el pH de la piel aumenta: se hace más alcalina. Una piel sana tiene la capacidad de regular su pH, pero una ayuda con un tónico sin alcohol con extractos florales no le viene mal. A la piel hay que protegerla contra los radicales libres (verdaderos responsables del envejecimiento cutáneo) y para ello recurrimos a los serums repletos de antioxidantes.

3.También hay que mantenerla hidratada: es importante actuar en diferentes frentes para evitar o reducir al máximo un fenómeno imperceptible llamado “pérdida de agua transepidermica” (TEWL sus siglas en inglés). Podemos mantener la estructura de la epidermis más compacta para que se escape la menor cantidad de agua posible (ingredientes clave: aceites ricos en ácido linoleico, ceramidas y fracciones insaponificables de aceites).

4.También hay que actuar en la superficie de la piel, por ejemplo sustancias como la miel “fijan” el agua a la piel, el ácido hialuronico (de alto peso molecular) crea un film transparente, permeable y visco elástico que ayuda a mantener la piel hidratada. La glicerina en cambio atrae agua de la atmosfera así que mantiene la piel hidratada indirectamente y funciona mejor en climas húmedos, en cambio en climas secos o con baja humedad, atrae el contenido de agua de la piel, por ello no todos los productos funcionan igual en diferentes ciudades o zonas del planeta. La hidratación es la característica más importante para el cuidado de la piel, basándonos en la composición de la barrera de la piel, llamada también manto hidrolipidico, hemos de aportar ambos elementos a la piel, es decir, agua y aceite, y ambos nos lo da una crema o emulsión.

Mi consejo a las personas fans de los aceites es que los utilicen como serums siempre antes de una crema hidratante de día o una crema regenerante o reparadora de noche.

Cuéntanos cuál ha sido la mejor experiencia / reto / superación vivida desde que empezó Twelve. Algo que nunca pensaras que pasaría. A los poco meses de empezar y trabajando solo, la marca llamó la atención de la prensa especializada y de las mejores tiendas de belleza en diferentes países.

Tu mantra de la cosmética / sostenibilidad para el 2018 es… La elección de los ingredientes además de su acción debe de ser la sostenibilidad.

En mi caso, por ejemplo los ingredientes estrella son la malva. la buddleja y la cera de grano de cebada germinada.

La malva es una planta nitrofila, es decir, cuanta más suciedad hay en el suelo, más rápida y mejor crece. La malva es altamente hidratante y calmante.

La buddleja, está considerada como una mala hierba en Reino Unido, donde suele crecer en vías de tren abandonadas, pero la realidad es que sus hojas contienen potentes antioxidantes.

La cera de grano de cebada germinada se obtiene durante el proceso de limpieza del grano una vez recolectado antes de secarlo y envasarlo para la industria alimentaria. El residuo ceroso que queda en el agua de limpieza es rico en ácido linoleico y otros componentes esenciales para reparar la barrera protectora de la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *