Conocemos a… Clare Press, Editor-At-Large de Sostenibilidad en Vogue Australia

Clare Press-whitdresslow - copia

Por primera vez, Vogue ha creado una posición como responsable de la parte de edición de sostenibilidad, y lo ha hecho en su publicación de Vogue Australia. Hemos hablado con la primera persona que va a ocupar la vacante: Clare Press. Clare es periodista, ha publicado un libro de gran éxito llamado “Wardrobe Crisis” y cada semana difunde nuevos contenidos acerca de sostenibilidad y moda a través de su podcast. Os dejamos con sus propias palabras:

Clare, cuéntanos un poco más acerca de ti, ¿cómo te definirías en tres palabras? Soy una periodista de moda residente en Sidney, escritora y podcaster, enfocada a la moda ética y sostenible. He pasado aproximadamente 20 años trabajando en revistas de moda en Australia, desde Vogue, Harper’s Bazaar, a Marie Clare, y ahora en Vogue de nuevo. Intento vivir y vestir siendo fiel a mis valores, eligiendo productos eco, orgánicos o de proximidad, y tengo curiosidad sobre las prendas que llevo, quién las hizo, dónde, cómo y de qué. Mi armario está lleno de diseños sostenibles y prendas vintage. ¿En tres palabras? Obsesión por la Moda Sostenible.

Recientemente hemos sabido de tu nueva posición en Vogue Asutralia, creemos no equivocarnos si decimos que esta es la primera vez que Vogue crea una posición como ésta, ¿qué esperas de este nuevo puesto? Sí, así es. Ahora soy Editor-at-large de sostenibilidad en Vogue Australia. Es la primera vez que Vogue tiene una persona al cargo de la edición de sostenibilidad.

Y no es que me sorprenda que Vogue cree una posición así, pero sí que estoy muy emocionada. La moda, aunque siempre se preocupe de lo que es cool o moderno, debería acercarse y apoyar más el mundo de la sostenibilidad, creando historias alrededor de este tema. Hay muchas cosas que están pasando en este campo. ¡Qué ganas de compartirlas con todos los lectores!

¿Cómo ves el futuro de la industria de la moda? Normalmente encontramos una gran diferencia entre las grandes compañías de moda que dominan la industria textil y las pequeñas marcas que intentan hacerse un espacio en el mundo de la sostenibilidad. ¿En qué dirección crees que las firmas de lujo e internacionales irán a corto y a largo plazo? Bueno, la industria de la moda es enorme e integra trabajadores implicados en todos los niveles: desde los agricultores que hacen crecer las semillas de algodón, al diseño, el marketing, al producto y los acabados finales. A lo largo de toda la cadena, hay espacio para jugar en cada uno de los niveles. Los nombres que dominan el mundo de la moda sostenible como Kering, Stella McCartney o G-Staw Raw se llevan toda la atención, pero las marcas pequeñas son muy importantes. De hecho, suelen ser las pioneras en términos de sostenibilidad o a la hora de reinventar el juego. Por ejemplo, las firmas de Nueva Zelanda Arc & Bow y Kowtow, que usan algodón orgánico y han integrado la sostenibilidad desde la base de la creación de sus diseños. Otra firma es Faustine Steinmetz, firma londinense hecha a partir de materiales reciclados.

Últimamente estamos viendo que las marcas convencionales están perdiendo a ese cliente que buscaba solo fast fashion. Ahora el futuro pertenece a las prendas con alma, ropa hecha de forma cuidada y diseñada para quererla durante mucho tiempo. Al final ,en el mercado “fast”, espero poder ver mucha más innovación acerca de los materiales reciclados y deseo que se pueda tener en consideración el ciclo de vida completo de una prenda.

Creo firmemente que a día de hoy, las marcas deben acercarse a la sostenibilidad para poder prosperar. Como Emma Watson dice en el número de marzo de Vogue Australia 2018, dónde ella es editora invitada, es el momento de repensar la moda. (The time is right for thoughtful fashion).

¿Cuál es tu reacción cuando oyes la famosa frase de “las grandes compañías solo se acercan a la sostenibilidad por un cuestiones de marketing? No estoy de acuerdo con esta sentencia. Por supuesto, este lavado de imagen existe, pero cada día estoy conociendo a más gente con una gran implicación en hacer que las grandes compañías puedan ser más sostenibles. No debemos subestimar a los consumidores, están viendo a través del “greenwashing”.

¿Cuáles son las próximas tendencias en términos de moda sostenible para este año?A día de hoy todo el mundo está hablando de economía circular, sobre cómo cerrar la cadena de producción. El tema principal es ver cómo podemos pasar de un sistema lineal de producción – crear, consumir, tirar-, a un sistema circular donde el residuo se convierta en recurso.

Y a nivel de materiales, ¿cuáles crees que van a dominar el futuro de la moda sostenible? Creo que veremos un mayor focus en los textiles y fibras recicladas, pero a día de hoy se está viendo mucha innovación en nuevos tejidos con hechos a partir de nuevas técnicas de creación. Algunos ejemplos podrían ser la firma “Modern Meadow” que trabaja con pieles cultivadas (bio-piel), o Bolt Threads que trabaja con fibra de tela de araña creada por el ser humano, y que ha utilizado Stella McCartney en sus diseños. Una de mis favoritas es Piñatex, que crea fibras a partir de hojas de piña.

Hemos visto que también has escrito un libro, “Wardrobe Crisis”. ¿Qué consejos nos destacas de tu libro? El libro es una narración realista sobre cómo pasamos de la ropa de vestir al fast fashion y cómo se perdió esta conexión que tuvimos una vez con la ropa, cuándo sabíamos de dónde venía cada prenda que llevábamos. Sin embargo podréis encontrar recomendaciones y consejos de moda sostenible en mi Instagram @mrspress.

En el libro, quiero hacer viajar conmigo al lector, en un recorrido acerca de la evolución del retail, del funcionamiento de las fahion weeks, hablando de cómo la cadena de producción se convirtió en algo confuso,  y la industria textil creó condiciones de vida insostenibles para sus trabajadores, pero a la vez sabiendo cómo mantenerlos allí.

En uno de mis capítulos favoritos entrevisto a Katharine Hamnett sobre el cultivo del algodón convencional, su historia y el impacto tóxico que supone para la gente que lo cultiva. En otro hago una investigación sobre el problema de las microfibras de plástico que contaminan los océanos.

También compartes podcasts. ¿Cuál es la mejor anécdota que has vivido desde que empezaste este proyecto? Mi podcast, Wardrobe Crisis with Clare Press, está disponible en iTunes. ¡Os tenéis que suscribir! Cada semana entrevisto a diseñadores punteros, pensadores, creativos, gente del mundo de la moda y quienes creen en el cambio. Como invitados podréis encontrar al sombrerero Stephen Jones, Blake Mycosckie fundador de TOMS, a los diseñadores Christopher Raeburn, Karen Walker y Kit Willow, o a la líder del sindicato de la industria textil de Bangladesh Kalpona Akter.

Me encantan los podcasts porque aprendo mucho de gente increíble, y me permite indagar en sus historias de forma más profunda. Los episodios tienen una duración de aproximadamente 40 minutos, que son más profundos que un chat, que suele ser más superficial. Luego lo comparto. La mejor parte del podcast es lo que va más allá de la conversación: cuando la conversación sigue con mis seguidores en social media. Es un formato perfecto para conectar.

¿Tu mantra para este 2018? Voy a coger una quote de Fashion Revolution. “Be curious, find out, do something”. Los consumidores tienen el poder de cambiar el sistema de la moda. Mi deseo es que podamos hacerlo todos juntos.

Wardrobe Crisis.indd

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *