Temporada de invierno: los alimentos que necesitas

rustic-vegan-469078

por Mercè Montané i Gil, graduada en Naturopatia y Terapeuta Floral. Fundadora de www.naturalmentsalut.cat.

Como muchas veces hemos podido constatar, la naturaleza es sabia y generosa y nos da lo que necesitamos a lo largo de todo el año. Así, encontramos que los alimentos propios de la época de más frío contienen todos los nutrientes que nuestro cuerpo requiere en esta etapa. Son alimentos ricos en hidratos de carbono que aportan energía y calor al cuerpo, además de contener las vitaminas y minerales que actúan sobre la inmunidad del organismo.

Indiscutiblemente, los reyes de la cocina en esta estación son los caldos, las sopas y los platos de cuchara, que tienen la misión de nutrirnos y hacernos entrar en calor. Los platos elaborados con mijo, avena, quinoa o arroz salvaje, cocinados al vapor, o estofados y mezclados con legumbres, verduras y setas son una excelente opción para la comida del mediodía, mostrándose como un plato único equilibrado, rico en fibra, proteínas y minerales que nos ayudará a plantar cara a las bajas temperaturas.

kawin-harasai-277594

Por lo que respecta a las verduras -escaldadas, hervidas al dente o ligeramente salteadas- es la época de alcachofas, coliflor, acelgas, guisantes, puerros, tomate, pimientos, apio, remolacha, rábano, acelgas, escarola y espinaca.

Recuerda que las verduras de hoja verde aportan pocas calorías y son especialmente ricas en vitaminas A, B, C y K, en minerales y fibra, lo que significa que resultan ideales para mantener bajo control nuestro peso. En cuanto a las frutas, si buscamos las más ricas en vitamina C, – vitamina imprescindible para ahuyentar los resfriados- hemos de inclinarnos por la naranja, mandarina, pomelo, limón, mango y kiwi, mientras que la uva negra y las granadas concentran gran cantidad de antioxidantes.

Por su parte, los frutos secos como la avellana, almendra, nueces y piñones resultan una fuente muy importante de proteína vegetal, fibra y grasas saludables. Por ello, es saludable consumirlos a diario, aunque debe hacerse con moderación, debido a su elevado valor calórico. El frío nos invita a gozar de bebidas calientes y seguro que cada una de nosotras tenemos nuestra infusión preferida. Pero si además buscas suavizar alguna molestia respiratoria, prepárate una tisana con plantas medicinales como el tomillo, saúco, orégano, salvia y eucalipto (Evita este último durante el embarazo y lactancia). Si simplemente lo que quieres es movilizar la energía de tu organismo y calentarlo por dentro, escoge una infusión de jengibre, pimienta negra y canela.

matt-montgomery-3790
Mercè Montané i Gil
Graduada en Naturopatia
Terapeuta Floral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *