Black Friday: el plan B

diy_regalos_modasostenible_wearitslow

Por La vida Uve

ALTERNATIVAS ECONÓMICAS AL SHOPPING

Con el famoso Black Friday a la vuelta de la esquina, cada vez se respira más en el aire ese impulso consumista que nos lleva a comprar –y comprar, y comprar- casi sin pensar. Y es que el consumo es una de las características que nos define hoy como sociedad contemporánea.

Estamos inmersos en una burbuja que no nos permite ver los efectos que tiene un shopping pasivo y desmesurado en el planeta y en las personas detrás de cada uno de los productos que compramos. Ya decía Víctor Lebow que, con nuestra economía actual, el hábito consumista se ha convertido en nuestro estilo de vida, a pesar de todas sus consecuencias, para satisfacernos parcial y efímeramente con objetos materiales.

Hoy os traigo algunas alternativas, sostenibles y económicas, que podemos aplicar antes de salir de compras o consumir de manera impulsiva.

Pasarse a los DIY y a las manualidades

Con la gran cantidad de recursos que hay hoy en día en Internet, por muy torpes que nos consideremos podemos hacer grandes obras de arte con objetos que ya tenemos en casa y que, aparentemente, no tienen ninguna utilidad. Además, el arte del Upcycling, o darle un valor superior a algo reciclado, no tiene precio: es sostenible, económico y único. ¿Tienes unos vaqueros viejos? De ahí puede salir un bolso. ¿Botellas de cristal cogiendo polvo? ¡Tus nuevas macetas!

diy_modasostenible_wearitslow

Únete a una Swap Party

Cada vez hay más Swap Parties en España. Estos son eventos en los que distintas personas se reúnen para intercambiar objetos; desde ropa hasta libros, joyas, CDs o incluso electrodomésticos. El intercambio es una de las prácticas más antiguas de nuestra sociedad, y vuelve pisando fuerte gracias a la importancia del consumo colectivo y la economía circular.

flea_market_modasostenible_wearitslow

Apostar por el Ocio Creativo

Parecido a una Swap Party, ésta es una actividad en la que puedes reunirte con amigos, vecinos o personas con intereses similares para pasar un buen rato mientras exploráis vuestra vena creativa. Una tarde aprendiendo a cocinar un plato extranjero, haciendo un taller de fotografía o tejiendo bufandas. El gran valor de esta actividad es que cada persona del grupo puede enseñar una habilidad a todas las demás, y así se potencia el conocimiento y el entretenimiento sostenible.

handmade_modasostenible_wearitslow

Alquilar

Se puede disfrutar de bienes materiales sin necesidad de sucumbir al consumismo. Una de las maneras es a través del alquiler. Por su bajo coste económico, cada vez es más popular en muchos países, y puedes alquilar desde apartamentos y muebles hasta libros y ropa (como la Ropateca, en Barcelona).

markets_modasostenible_wearitslow

Consumo responsable

Si, finalmente, no puedes evitar comprar algo, siempre puedes hacerlo de manera responsable. Una manera de hacerlo es comprando de segunda mano; ¡el recurso más sostenible es aquel que ya existe! También puedes apostar por el comercio local y de proximidad, e ir a mercados de artesanos o diseñadores emergentes. Finalmente, puedes apoyar iniciativas como el Green Friday, en el que marcas sostenibles y responsables se unen con descuentos y promociones para que tu dinero sea una inversión en el planeta y las personas.

flea_market_bcn_modasostenible_wearitslow

Es muy importante cómo decidimos gastar nuestro dinero, sobre todo en épocas donde se nos invita a consumir de forma masiva, como en el Black Friday, y qué actividades y compras apoyamos. Si no somos conscientes de nuestra responsabilidad como consumidores, miles de personas que viven hoy en la pobreza no serán capaces de salir de ésta, y el planeta acabará con un desequilibrio irremediable. Y es que solamente el 20% de la población mundial está consumiendo el 80% de los recursos globales.

Como dijo Gandhi, “la naturaleza nos da lo suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no la codicia de todos”.

2 thoughts on “Black Friday: el plan B

    1. Khristina (La Vida Uve)

      ¡Hola Midori! Me alegro mucho de que te haya gustado. ¡El Swap Party es una pasada! Y además es muy fácil de organizar; puedes probarlo con tus amigas respecto a ropa y joyas, a libros, a CDs… todos salimos ganando, incluído el planeta ; )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *