Fast Fashion: un sistema lineal

Fast Fashion

Iniciamos una nueva reflexión: el fast fashion como un sistema lineal. Cuando hablamos de si un producto que compramos es o no es sostenible, solemos pensar en la calidad y materiales utilizados para realizar ese producto, y sin embargo se nos escapan muchos otros detalles que nos llevan al inicio de la producción de esa prenda: ¿Cómo se ha cultivado el algodón para hacer una camiseta? ¿Cuáles son las consecuencias que el medio ambiente recibe de esta producción? ¿Qué condiciones laborales tienen los trabajadores que han hecho mi camiseta? 

Al ver cómo el fast fashion ha revolucionado la industria de la moda, nos damos cuenta de que el sistema utilizado para producir, no es un sistema circular: donde los materiales son reutilizados y completan su ciclo natural de vuelta a la naturaleza, sino que hemos creado un sistema lineal, basado en un mundo de consumismo.

Sistema lineal

Este consumo desenfrenado no tiene en cuenta que los materiales puedan ser reciclados y devueltos a su hábitat natural. Es un sistema que está agotando los recursos naturales del planeta, contribuyendo a la deforestación, emisiones de carbono descontroladas, sequías, inundaciones, calentamiento global, consumismo y una gran generación de residuos.

Sistema circular

Sin embargo, no se suelen buscar soluciones que ataquen la raíz de estos problemas, sino que se mira solo el final de la cadena de producción, donde el daño ya está hecho y es irreparable. Para cambiarlo, tendríamos que volver de nuevo del sistema lineal al sistema circular, algo que no es compatible con el fast fashion, debido a la rapidez de producción y cantidades que exige. Es por eso que hablamos de slow fashion, como moda que respeta el el ciclo natural de los materiales que utiliza y permite su regeneración, aunque la producción de este tipo de prendas tenga que ser más lenta y quizás no se pueda llegar a producir las mismas cantidades.

One thought on “Fast Fashion: un sistema lineal

  1. Pingback: La paradoja de la moda por Sandy Black profesora London College

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *